Denuncia contra ex funcionarios abre debate en Nuevo Laredo

“El tema no está relacionado con la campaña” dice el candidato priista Héctor Canales; “caiga quien caiga” responde el panista Enrique Rivas Cuéllar.   

Nuevo Laredo

Luego de que se diera a conocer una denuncia interpuesta por el gobierno municipal en contra de ex funcionarios priista  por presuntamente no supervisar las acciones para concluir la construcción de un colector pluvial y que estos a su vez contra demandaran, los principales candidatos en el municipios, del PRI y PAN, iniciaron una serie de declaraciones.

Héctor Canales González, del tricolor dijo que este es un proceso jurídico que no afectará su campaña proselitista.

“Obviamente es un tema que no está relacionado con la campaña, es un tema judicial que deberá resolverse en las instancias correspondientes, yo estoy enfocado a las propuestas a visitar gente a convencer”.

Al cuestionarle sobre el hecho de que algunos personajes que se encuentran dentro de este proceso jurídico, dijo que “las situaciones que suceden en el ambiente están fuera de lo que yo pueda controlar”.

Enrique Rivas, del Partido Acción Nacional(PAN) exigió a las autoridades competentes que se actué conforme a la ley en el caso del desvío de recursos del Colector Campeche, en donde se involucra al ex presidente municipal Ramón Garza Barrios y a otros funcionarios de la administración 2008-2010.

Criticó el hecho de que hasta ahora, luego de haber dejado una deuda millonaria para el municipio,  señalen que el responsable fue el entonces Gobernador, Eugenio Hernández Flores, por no aportar los recursos necesarios para que se llevara a cabo dicho proyecto.

“En su momento los actores políticos de ese tiempo no tuvieron los suficientes pantalones, ni las suficientes agallas para hacer lo propio y definitivamente demostrar que si querían a Nuevo Laredo”, señaló.

Consideró que tuvo que darse un cambio en el gobierno municipal, para que salieran a flote irregularidades de este tipo, en donde habrá de prevalecer el imperio de la Ley, “caiga quien caiga”.

Indicó que desde el inicio de la actual administración existía el compromiso de llegar a la verdad histórica del tema de los colectores, que como es del dominio público no fueron construidos como se dijo inicialmente, no obstante haber adquirido una mega deuda de cerca de 242 millones de pesos..

“Tenemos conocimiento que el ramal 2 del colector Campeche tuvo un avance real de obra de solo el 8.9% quedando pendiente el resto de la obra misma que no fue concluida y si fue pagada en un porcentaje superior al 80%, lo anterior se suscitó en la administración de Ramón Garza Barrios”, puntualizó.