Candidatos coinciden en movilidad no motorizada y policía cercana a la gente

Esta noche se realizó el debate organizado por la UdeG en el que participaron los cuatro candidatos a la alcaldía de Guadalajara.
El debate fue realizado en el Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara.
El debate fue realizado en el Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara. (Cortesía)

Guadalajara

Se anunció que era un debate académico, y en efecto el realizado esta noche en el Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara (UdeG), tuvo sus toques de formalidad; sin embargo, tras hablar escasos dos minutos de cada uno de los cinco ejes temáticos propuestos por la máxima casa de estudios y aceptados por los cuatro candidatos a la presidencia municipal de Guadalajara, quienes van a la cabeza de las encuestas, se repitió una escena antes vista en ejercicios similares.

Los aspirantes por Movimiento Ciudadano (MC), Enrique Alfaro Ramírez, y Ricardo Villanueva Lomelí (PRI) se enfrascaron en un golpeteo personal, acotado por el tiempo pero que ni así dejó de doler. Se pisaron callos. El emecista sacó a la luz la presunta intervención de Leonel Sandoval, padre del gobernador del estado Jorge Aristóteles Sandoval  para manipular la actual campaña a favor del candidato tricolor. El priísta le echó en cara al del partido naranja el que haya violado un reglamento municipal  y su relación con el ex gobernador panista Emilio González Márquez.

Ninguno contestó las impugnaciones. La perredista Celia Fausto se los reprochó y volvió a llamar a Alfaro Ramírez “el tartufo de la política”. Y a Villanueva y Petersen que ya tuvieron su oportunidad.

El debate comenzó en punto de las 19:00 horas.  Se propuso como primer tema a tratar las condiciones de la ciudad desde la perspectiva de cada candidato, aunque en realidad los abanderados del PRI, PAN y PRD utilizaron el espacio principalmente para autopresentarse y en su caso, Alfaro, Villanueva y Petersen, no desaprovecharon la ocasión para hablar del “amor” y “respeto” que tienen por la Universidad de Guadalajara y de cómo están ligados a ella.

Hubo dos grandes rubros en los que todos los candidatos coincidieron: impulsar formas de movilidad no motorizada y crear una policía cercana a la gente. Al hablar de servicios públicos el tiempo no les alcanzó, baches, banquetas, alumbrado público, basura, agua y drenaje quedaron minimizados.