Promete ser la voz ciudadana 'real'

Luis Zavala Díaz, aspirante a la candidatura independiente como diputado local, confía en el hartazgo de la gente hacia los partidos políticos y busca que se sientan representados de verdad.
Luis Zavala Díaz propone la apertura y el debate entre partidos, así como darle voz a los que no se sienten representados. (Milenio Radio Laguna)

Torreón, Coahuila

En entrevista con Marcela Moreno y Ángel Carrillo, en el noticiero Enlace, Luis Alberto Zavala Díaz, aspirante a la candidatura independiente como diputado local, por el distrito III de Saltillo, dijo que confía en el hartazgo de la gente hacia los partidos políticos y busca que la ciudadanía se sienta representada de verdad.

Comentó que a pesar de la incapacidad del Congreso de Coahuila para legislar las candidaturas independientes, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le dio el fallo a favor, pero a partir de ahí surgieron otros requisitos adicionales, que a su parecer sólo eran trabas.

A pesar de esto se lograron registrar formalmente 4 candidaturas independientes, lo cual para Zavala eso ya es una victoria ciudadana.

Afirmó que en una elección intermedia la afluencia del voto baja hasta el 45%, por lo cual buscará el voto del 55% faltante que ya está harto y busca algo diferente.

A pesar de no contar con una estructura electoral para su campaña, confía en los ciudadanos que buscan una opción diferente, ya que asegura que las elecciones muchas veces no la ganan los candidatos sino la propia estructura.

Zavala asegura que el ciudadano común no tiene participación activa en la política, salvo cuando sale a votar y esto lo hace manipulado por los partidos, así que no es una decisión legítima.

“Los partidos deben perfeccionar sus procesos internos, escoger bien a sus candidatos y presentar beneficios reales para la gente, no solo para ellos mismos”, expresó.

En caso de ocupar la curul, Zavala Díaz propone la apertura y el debate entre partidos, así como darle voz a los que no se sienten representados.

Por último declaró tener una ideología de centro y sobre todo privilegiando el diálogo.