Se pronuncian senadores por menos obstáculos para cambio de Afore

Jesús Casillas Romero dijo que la reforma turnada en marzo al Senado es perfectible porque se establece un plazo mínimo de tres años para que un trabajador pueda cambiarse de una Afore a otra.
En 2014 en el SAR se registraron 2.5 millones de traspasos de cuentas individuales de un total de 4.5 millones de intentos.
Reporta la Consar minusvalía en el ahorro de los trabajadores (Especial )

Ciudad de México

Los senadores Jesús Casillas Romero y María Martínez Espinoza llamaron a la Consar a esperar el análisis de las reformas en materia de traspasos de cuenta de una Afore a otra, pues consideraron "muy largo" el plazo mínimo de tres años.

Casillas Romero sostuvo que la reforma a dicha ley, aprobada por la Cámara de Diputados y turnada en marzo pasado al Senado, es perfectible porque se establece un plazo mínimo de tres años para que un trabajador pueda cambiarse de una Afore a otra.

En un punto de acuerdo presentado este miércoles se invita a la Consar a establecer diálogo con el Senado para establecer una mesa con trabajadores, sindicatos y especialistas para buscar el mejor marco legal, que otorgue más garantías y facilidades a los cuentahabientes.

Las reformas o cualquier ordenamiento interno o administrativo que emita la Consar en materia de Afore tendrán como eje el derecho de los trabajadores a decidir con libertad, flexibilidad y sin largos plazos cuál administradora es la que más le conviene, insistió.

El integrante de la Comisión de Hacienda dijo: "estamos pidiendo a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) esperar los tiempos legislativos para que el Senado analice la minuta en materia del traspaso de cuentas de los trabajadores".

Ello, indicó, "porque es una mala señal querer por medio de acuerdos o circulares administrativas se imponga el marco legal".

En entrevista recordó que el espíritu de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, que rige el tema de las Afore, es atender exclusivamente al interés de los trabajadores.

Asimismo, asegurar que todas las operaciones que efectúen para la inversión de los recursos de dichos trabajadores se realicen con ese objetivo y con el máximo rendimiento.

Insistió en que tres años "es un plazo muy largo, burocrático, que en nada beneficia a los trabajadores ante abusos, maltrato o bajos rendimientos, por lo que mí postura es que se debe revisar este tema, para flexibilizarlo y dar todas las garantías a los trabajadores por encima de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore)".

El legislador comentó que otro tema que preocupa algunos senadores es que en la reforma avalada en el Palacio Legislativo de San Lázaro se establecen una serie de requisitos y prácticamente el aval o permiso de una Afore para permitir que un trabajador se cambie a otra administradora.

"Los recursos son de cada uno de los trabajadores y lo que debe plasmarse en la ley es que con una única llamada telefónica a la Afore por el trabajador se le informe de la decisión del cambio", agregó.