Perfilan rechazo a deuda de San Pedro

Coordinador de la bancada del PRI, Édgar Romo, expresó que no es lega adquirir más deuda para finiquitar un proyecto que no acabó de ejecutarse, como es la instalación de cámaras de vigilancia.
Édgar Romo García, líder de la bancada priista local.
Édgar Romo García, líder de la bancada priista local. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

Convertir un contrato de un proyecto presupuestado en deuda para el municipio es simplemente inaceptable e ilegal, aseguró el líder de la bancada del PRI, Édgar Romo García, en relación al proyecto de la instalación de cámaras de vigilancia a cargo de la empresa Ticsa y que esta semana puede caerse.

MILENIO Monterrey publicó este martes que el municipio de San Pedro planea cancelar la segunda etapa de este proyecto de videovigilancia en calles y avenidas del municipio, pero para ello debe pagar a la empresa Thousand International Companies cerca de 187 millones de pesos que aún le adeuda de la primera etapa.

Para ello, este jueves el Cabildo podría aprobar la solicitud de un nuevo endeudamiento a fin de pagar en una sola emisión la deuda con la empresa y bajar las tasas de interés de 17 a cinco por ciento.

Sin embargo, para el coordinador de la fracción legislativa del PRI, Édgar Romo, esto es simplemente inaceptable, porque para someterlo a licitación el municipio debió contar con los recursos para pagar el contrato, según se establece en la ley, y si los tuvo en su momento, la cuestión es “¿en qué los desvió?”, cuestionó.

“Creemos que es totalmente ilegal y no es procedente, solicitar más deuda para finiquitar este proyecto que no acabó de ejecutarse y cuyo costo es leonino para el municipio… Esto haría evidente que al momento de licitar el contrato no se contaba con el presupuesto suficiente para poder cubrirlo, lo cual está prohibido por la ley y acarrea consecuencias de responsabilidad administrativa y de servidores públicos.

“O si en su momento lo tuvieron contemplado y lo desviaron en otros fines, pero insistimos, lo correcto no es finiquitar el contrato, sino cancelarlo sin cargo al erario público por ser un contrato leonino”, explicó.

El líder de la bancada del PRI hizo un llamado al municipio para que, lejos de comprometer las finanzas del Ayuntamiento, opte por concluir el contrato sin causar deuda para el municipio.

“No lo están tratando de cancelar, lo están finiquitando, lo están terminando de pagar y lo están terminando de pagar cuando aún ni siquiera está funcionando, esto no es más que un desfalco al erario público porque están pidiendo deuda para pagar algo que ya tenían presupuestado.

“Lo correcto es reclamar un juicio de lesividad para cancelar el contrato, pero sin cargo al erario público, sin cargo al municipio”, señaló Romo García.

En caso de que el jueves el municipio acepte solicitar el nuevo crédito, éste tendría que pasar por el Congreso del Estado, en donde Romo García adelantó que no lo aprobarán.

Por su parte, el líder de la bancada local independiente, Luis David Ortiz, recomendó al Ayuntamiento pensar en otras estrategias de seguridad menos costosas e incluso más efectivas.

“Ya con una red de fibra óptica el municipio puede hacer muchas cosas con esa infraestructura, ya no poner más infraestructura, sino utilizar las redes que ya existen de otras empresas y sumar canales para ir conectando las cámaras”.

Luego de varios meses de problemas económicos con la empresa Ticsa por los altos costos que el proyecto generó al municipio, finalmente el alcalde Ugo Ruiz decidió poner en duda la segunda etapa del mismo, lo cual podría materializarse este jueves.