Caintra pide coordinación entre los tres niveles de gobierno

Temen que si no suman esfuerzos para detener la ola de inseguridad y atienden el déficit de policías municipales, la situación podría recrudecerse.

San Pedro Garza García

Los industriales de Nuevo León afiliados a La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) externaron su preocupación ante la creciente incidencia delictiva, al asegurar que esto afecta la calidad de vida de los ciudadanos, los empresarios, las compañías y toda la actividad del estado.

Eduardo Garza Junco, presidente de Caintra instó a los tres poderes (federal, estatal y municipal) a coordinarse en los esfuerzos por combatir la violencia.

"Estamos viendo y sintiendo un riesgo latente de que se recrudezca la inseguridad y regresemos al pasado. Estamos invitando a que haya coordinación entre los gobiernos federal, estatal y municipal para detener esta ola de inseguridad", recalcó el dirigente de la agrupación empresarial.

En conferencia de prensa, luego de presidir la junta mensual de consejo, Garza Junco dijo que la preocupación del sector privado es mayor porque las finanzas de Nuevo León se encuentran en una situación sumamente compleja, y en el tema de inseguridad se observa una falta significativa de policías municipales, quienes tienen un rol muy importante de previsión.

Señaló que es oportuno aumentar el número de elementos policíacos a nivel municipal en la calle, pero por un lado se entiende que las finanzas públicas del Estado no dan para satisfacer esa necesidad y demanda.

Consideró que si bien esta situación no es de esta administración sino una cuestión heredada, "se tiene que encontrar la manera de solventar esta carencia, además de la coordinación entre los tres poderes para evitar que estas incidencias delictivas sigan aumentando".

Comentó que los afiliados a Caintra les han reportado actos delictivos que parecieran estar más vinculados al crimen común, sin embargo, también se ven hechos como el sucedido anoche donde ejecutaron al jefe de la Unidad de Inteligencia de la Policía Ministerial y que podrían estar más vinculados al crimen organizado.

Consideró que todo esto hace que el temor a que retorne la crisis de inseguridad que se vivió en los años 2010, 2011 y 2012 se repita.

"El miedo es que se llegue ahí, la percepción es que pareciera que pudiéramos llegar a ese momento nuevamente. Es un miedo a eso (...) será que vamos hacia allá, es una inquietud real de que podamos llegar a esos niveles. Evidentemente no estamos ahí, pero pensamos que pudiéramos llegar", comentó.