Preocupa a gobernadores caída en precio del petróleo

El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, alertó que si el precio del petróleo sigue a la baja se reflejará en la recaudación; el de Guanajuato, Miguel Márquez, confió en poder mitigar los efectos.
Los gobernadores de Tabasco, Chihuahua y Guanajuato en conferencia de prensa en el marco de la reunión de cónsules y embajadores.
Los gobernadores de Tabasco, Chihuahua y Guanajuato en conferencia de prensa en el marco de la reunión de cónsules y embajadores. (Tomada del Twitter @SRE_mex)

Ciudad de México

Gobernadores expresaron su preocupación por la caída en el precio del petróleo y cómo podría ésta afectar los recursos que llegan a los estados.

En conferencia de prensa luego de participar en la 26 Reunión Anual de Embajadores y Cónsules de México, el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, advirtió que de mantenerse la caída en el precio del petróleo los recursos que reciben los estados por este concepto podrían verse en riesgo.

Explicó que si bien el porcentaje que se distribuye ya está asignado, si los precios disminuyen se refleja en la recaudación y en consecuencia en los recursos que reciben.

"Si la caída sigue siendo tan pronunciada y tan prolongada esos esquemas no bastaran para asegurar unas participaciones adecuadas", puntualizó.

El gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, coincidió en la preocupación por la baja en los precios del petróleo, aunque confió en que la estrategia que se ha implementado en su entidad pueda mitigar los efectos que esto pueda tener.

Explicó que Guanajuato buscará impulsar la atracción de inversiones para contribuir a la creación de empleos, además de que se mantendrá el énfasis en los programas sociales y en la educación.

Señaló que la paridad del peso con el dólar también ha contribuido a la entidad a incrementar los beneficios de la exportación, por lo que aseguró que "no bajarán la guardia".

En su oportunidad el Gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, señaló que la entidad tiene una gran oportunidad de aprovechar la reducción en los precios de las gasolinas en Estados Unidos para que la gente destine ese gasto en otros sectores.