El búnker de los guaruras

Apaseo El Grande se convirtió en un búnker con los escoltas, las Fuerzas de Seguridad del Estado, Tránsito del Estado y policías municipales.

León, Gto.

La reunión del Día del Alcalde que se instituyó en esta administración, no sólo aglutina a los Ediles, también genera una cumbre en la que se concentran más de 200 escoltas y a esta cifra se suman elementos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, Tránsito del Estado y policías municipales.

Cada uno de los 46 Ediles, cuenta con su propio equipo de escoltas que lo acompaña a la reunión del Día del Alcalde, también participa todo el gabinete legal y ampliado del gobernador Miguel Márquez, por lo que la cifra, de escoltas aumenta considerablemente.

Por ejemplo en la reunión del viernes que se realizó en Apaseo El Grande, la cifra de escoltas alcanzó los 150 elementos aproximadamente, porque de los 46 Alcaldes, faltaron 10, entre ellos todos los presidentes municipales del corredor industrial que en promedio son cuidados por 6 elementos.

Los ausentes fueron León, Silao, Irapuato, Salamanca, Celaya, así como San Miguel de Allende.

Mientras que de municipios más pequeños el número de escoltas se reducen a 3 o 4, casos como el de Romita, Dolores Hidalgo, Pénjamo y San Diego de la Unión, que se ausentaron.

MILENIO contó 45 camionetas oficiales de lujo en la que son trasladados Alcaldes, los

Secretarios Estatales y el Gobernador, pero a este número se suman 40 más, entre autos y camionetas de diferentes tipos donde se trasladan los escoltas que vigilan a los funcionarios.

La cifra fue menor de escoltas y autos porque no acudió todo el gabinete del Gobernador como en otras ocasiones.

Sólo asistieron el Secretario de Seguridad Pública y el Procurador de Justicia, quienes tienen mayor número de elementos y autos que cuidan su seguridad. Además del Secretario de Gobierno, Desarrollo Económico, Salud, Agricultura y Educación.

Al búnker, donde se concentran el Gobernador y Alcaldes, el acceso es limitado, sólo se permite ingresar a personas autorizadas por el espacio pequeño. Por lo que decenas de escoltas esperan en los autos, otro dan rondines en las calles aledañas, otros más se suman al operativo de seguridad o bien hay quienes simplemente se entretiene mientras pasa el tiempo.

El viernes los más de 150 escoltas, causaron sorpresa a los habitantes de Apaseo El Grande. La mayoría vestidos con sacos negros, otros simplemente con camisa, pantalón de mezclilla o vestir y un chaleco, pero en el caso de los escoltas del procurador Carlos Zamarripa, se distinguieron por usar traje negro, camisa blanca y corbata azul.

Sin importar el Municipio al que acudan, los escoltas se encuentran armados en todo momento, algunos ya usan equipos sofisticados como el ‘chícharo’ para recibir indicaciones vía radio, mientras que para otros su comunicación es por celular o radio nextel.

La reunión de los Alcaldes, también es custodiado por dos ambulancias del Sistema de Urgencias del Estado de Guanajuato (SUEG) y motobombas de Bomberos.