Desinterés por escuela, indicio de depresión infantil: SSA

La Secretaría de Salud dijo que en niños y jóvenes existen otras posibles causas precipitantes de la depresión, como situaciones de abuso, maltrato e intimidación por parte de los compañeros.
Observe cambios en la conducta de sus hijos, podrían tener un problema
Observe cambios en la conducta de sus hijos, podrían tener un problema (Especial)

México

La Secretaría de Salud alertó que un indicio para descubrir la depresión infantil es el desinterés de niños y jóvenes por la escuela, que se manifiesta en bajo rendimiento escolar, inasistencia, molestias físicas como dolores de cabeza y de estómago, reacciones desmedidas de enojo ante el rechazo o la crítica, distanciamiento de los amigos y consumo de drogas.

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué es el trastorno limítrofe de personalidad o ‘borderline’?

“Los padres, maestros y profesionales de la salud no reconocen la depresión infantil desde la primera vez en que se manifiesta, ya que los niños y jóvenes no suelen expresar con claridad que están deprimidos porque no son conscientes de lo que les está sucediendo”, alertó la dependencia.

En un comunicado, la secretaría detalló que los síntomas se expresan como falta de energía, cansancio, irritabilidad, problemas para concentrarse, pérdida o aumento del apetito, baja autoestima o dormir en exceso, entre otros.

“Un niño o un adolescente deprimido, al igual que un adulto, se siente triste, pierde interés en lo que antes disfrutaba y suele irritarse con facilidad”.

Se explica que las causas de la depresión en los niños y adolescentes son en general las mismas que en los adultos: predisposición genética, reacción por alguna pérdida, estrés, traumas, entre otros.

Sin embargo, en los jóvenes existen otras posibles causas o factores precipitantes, como situaciones de abuso, maltrato e intimidación por parte de los compañeros, rechazo social, problemas de salud no diagnosticados u otros sin identificar, como dificultades de aprendizaje.

TE RECOMENDAMOS: La depresión cambia el cerebro con los años

“Las estadísticas mundiales indican que el suicidio es la tercera causa de muerte entre jóvenes de 10 a 24 años de edad. Desde luego, lo ideal es detectar la depresión de manera temprana, apenas se vislumbre un problema que pudiera estar vinculado con un cuadro depresivo”, subrayó la dependencia.

De tal forma, aconseja que cuando aparece por primera vez, es importante que el niño o el adolescente obtengan el apoyo y la asistencia necesarios de parte de los adultos cercanos, ya que esto permitirá que reciban ayuda inmediata.

AJE