Cambiaría “El Bronco” Ley de Fomento a la Inversión

El encargado del equipo de transición de la Sedec, Fernando Turner Dávila, indicó que buscarán evitar privilegiar a la inversión extranjera más que la nacional.

Monterrey

Fernando Turner Dávila, encargado del equipo de transición de la Sedec, dijo que el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón buscaría modificar la Ley de Fomento a la Inversión para que los incentivos sean más proporcionales, y no se concentren en unas cuantas manos o empresas.

Más que nada, dijo, buscarán evitar privilegiar la inversión extranjera más que la nacional.

"Se trata de que no se privilegie la inversión extranjera más que la nacional, no tiene porque ocurrir esto", añadió Turner Dávila.

Indicó también que se replanteará la estructura organizacional de la Sedec, respondiendo más a un enfoque presupuestal y la necesidad de ampliar la atención a segmentos que no han sido debidamente atendidos, indicó el empresario.

"Nos enfoquemos a crear las condiciones para que el estado de Nuevo León sea el más atractivo para invertir en la República Mexicana, y en eso hemos perdido competitividad, ahí están los indicadores del IMCO, e incluso hemos perdido competitividad frente a Texas, que son estados que reciben muchísima inversión en la Unión Americana".

Reconoció que estados como Aguascalientes y Querétaro han ganado terreno a Nuevo León en varios rubros, donde en el pasado nuestra entidad sobresalía.

En entrevista con MILENIO Monterrey, Turner Dávila mencionó que la intención del nuevo gobierno estatal es atraer inversión local y nacional no sólo para la industria, sino para los agro negocios, el comercio, los servicios de construcción y turismo y no sólo hay que ver la industria sino hacia otros sectores productivos.

Quien se perfila para dirigir la Secretaría de Desarrollo Económico del estado, señaló que con la información que tienen hasta el momento, la Sedec deberá ser replanteada en varios de sus áreas, una secretaría más enfocada hacia facilitar el desempeño de los negocios de todos los tamaños y de todos los giros.

La simplificación, el financiamiento, la promoción y el fomento son ejes que se deberán priorizar.

Enumeró tres aspectos que se han identificado como prioritarios y necesarios para ser atendidos.

Uno tiene que ver con aquellos programas que requieren aportación del Gobierno Estatal para que el Gobierno Federal libere recursos, y por la precaria situación financiera que enfrenta el estado están detenidos.

"Esta situación hay que normalizarla a la brevedad, habrá que ver qué áreas se pueden obtener recursos para poder liberar estos apoyos para las Pymes, o el desarrollo de nuevas empresas. Dado que hay varios programas detenidos", indicó el empresario.

Señaló que un segundo aspecto es la dificultad o falta de simplificación de los apoyos económicos para emprender un negocio y que están enfocados a los jóvenes o mujeres, al parecer la información que se tiene de los trámites son muy complicados y engorrosos, y los fondos son limitados.

Para este problema se buscará que los fondos que provengan de la Federación sean proporcionales a la actividad o aportación que tiene Nuevo León al país.

Consideró que toda esta problemática que están viendo, donde interviene la Federación, la conclusión que están teniendo es que realmente se requiere de un cambio de mentalidad por parte de la Federación, sobre todo para estos tipos de programas.

Por ello, consideró la necesidad de desempolvar programas que existían en el pasado como el Fogain, el Fomin que manejaba el Banco de México y Nacional Financiera que funcionaron muy bien, y que lamentablemente se cancelaron por cuestiones ideológicas del neoliberalismo y del mercado.

Por último mencionó que el tercer aspecto o prioridad es el enfoque a las Pymes, un segmento muy olvidado que requiere de apoyos económicos, de fomento y simplificación.