Son inaceptables los bloqueos de la CNTE: Cortés

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, pidió al gobierno federal que dialogue con el magisterio disidente, pero que no negocie la aplicación de la ley.
Marko Cortés, coordinador del PAN en la Cámara de Diputados.
Marko Cortés, coordinador del PAN en la Cámara de Diputados. (Especial )

Ciudad de México

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, calificó de inaceptables los bloqueos por parte de la disidencia magisterial en Oaxaca y Chiapas, por lo que llamó al gobierno federal y a las autoridades locales a cumplir su obligación de permitir la circulación, asegurar educación a los niños y dar certeza jurídica a la propiedad.

Instó al Ejecutivo a mantener abiertas las puertas del diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pero sin negociar la ley, ni dejar de aplicar la reforma educativa con absoluta firmeza.

"Es inaceptable que estados como Oaxaca y Chiapas sean aislados, provocando desabasto de combustibles e incremento de precios en alimentos, así como vandalismo y saqueos en los comercios, por la incapacidad demostrada del gobierno para abrir las vías de comunicación y garantizar la paz en esas entidades", puntualizó.

Cortés insistió en que tanto el gobierno federal como las entidades federativas tienen la obligación fundamental de permitir la libre circulación y, cuando sea absolutamente indispensable, garantizando los derechos humanos, ejercer la fuerza pública.

Al respecto, el coordinador de los diputados federales de Encuentro Social, Alejandro González Murillo, demandó la aplicación de la ley y el restablecimiento del Estado de Derecho en Oaxaca y Chiapas, donde activistas del magisterio y grupos afines han impedido por varias semanas el paso de alimentos, medicinas, materiales y combustibles.

Exhortó asimismo a todas las fuerzas políticas y a la ciudadanía en general a pedir a la CNTE suspender los bloqueos, retomar el diálogo y permitir que la vida de los ciudadanos oaxaqueños y chiapanecos vuelva a la normalidad, porque a todas luces este movimiento ya nada tiene que ver con la educación.

"Es tiempo de aplicar la ley, de hacer cumplir la Constitución en su mandato de respetar el libre tránsito y las garantías individuales de cada mexicano, toda vez que los manifestantes afectan los derechos humanos de los habitantes de esas zonas", remarcó el legislador.

González Murillo hizo un llamado a que prevalezca el diálogo y el respeto a los derechos humanos para fortalecer el Estado de Derecho, así como para que la CNTE suspenda sus bloqueos y devuelva la paz que tanto anhela el pueblo de México.