Congelan tres cuentas con más de mil 800 mdp a la 22

Los recursos, provenientes de cuotas sindicales, servían para financiar las protestas; dice Rubén Núñez que también fueron bloqueadas las de algunos dirigentes de la coordinadora.
Sección 22, fin a 23 años de control.
Sección 22, fin a 23 años de control.

Oaxaca y México

Las cuentas bancarias de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en las que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) deposita una parte de las cuotas sindicales que se les retiene a todos los maestros, y las de algunos de los líderes disidentes fueron congeladas ayer.

Benito Vázquez, vocero de la gremial, explicó que se trata de cuentas en el banco Santander y de las que los profesores ya no pueden retirar dinero.

Por la noche, Rubén Núñez, secretario general de la sección disidente, informó que la Secretaría de Hacienda bloqueó el dinero de algunos dirigentes y expresó que la dependencia "no tiene la facultad para cancelar cuentas personales y de los logros del movimiento, pues también se cancelaron las de préstamos".

Horas antes, Vázquez acusó que el congelamiento es un "golpe" de los gobiernos estatal, federal y del SNTE para acorralarlos y quitarles todos los recursos, y en consecuencia no puedan realizar protestas.

Vázquez aseguró que en las cuentas hay aportaciones de aproximadamente 81 mil maestros, aunque omitió hablar sobre la cantidad que existe en las cuentas.

Sin embargo, de acuerdo con datos de la secretaría de Finanzas de la propia CNTE, en las tres cuentas bancarias congeladas hay un monto superior a mil 800 millones de pesos.

El vocero de la 22 señaló que la Secretaría de Finanzas de Oaxaca le ratificó a la dirigencia de la CNTE que no cuenta con los recursos en este momento, por lo que no se puede retirar ni transferir efectivo.

En tanto, durante un mitin en la Ciudad de Mèxico, Enrique Enríquez, secretario general de la sección 9 del DF, afirmó que el congelamiento de las cuentas se trata de un acto más de "hostigamiento" contra los profesores.

Explicó que con dichos recursos, que son parte de los salarios de los maestros de la CNTE, financian sus plantones, traslados y marchas, así como los materiales que necesitan para las manifestaciones.

El martes, el gobernador oaxaqueño, Gabino Cué, dio a conocer el decreto para reformar el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo), con el que se le quitó el poder que tenía en la institución a la sección 22 de la CNTE.

La decisión provocó que la Policía Federal asegurara los 13 edificios del Ieepo, así como el que mantiene bajo su control la Fiscalía Especial para Asuntos Magisteriales, cedido a la CNTE, como parte de acuerdos con el gobierno estatal.

"El edificio que nos correspondía fue ocupado por las policías estatal y federal, y en un principio fueron detenidos tres maestros que se encontraban en el lugar, porque estaban en la actividad jurídica", confirmó Vázquez.

"Antes de que se diera este anuncio, se tenía todo el recurso para poder desarrollar las actividades y cubrir todas las necesidades que se tienen como magisterio. Los compañeros encargados de esas áreas ya informaron que han sido canceladas, por lo que ya se están buscando otras alternativas para el movimiento", dijo Vázquez.

El vocero también admitió que ante el rumor de que existen 35 ordenes de aprehensión contra los dirigentes de la sección 22, entre ellos Rubén Núñez, Francisco Villalobos, Gustavo Manzano, Norma Cleiver y Othón Nazariega, se instrumentó una estrategia jurídica con el equipo de abogados de la disidencia para ampararlos ante la justicia federal a ellos y a los 150 miembros que integran el comité seccional.

El amparo se presentó de forma colectiva e individual ante los juzgados tercero y primero de distrito, ante cualquier acto o mandato judicial contra los disidentes por cometer algún delito del fueron común o federal.

En tanto, un juez federal otorgó una suspensión provisional a Rubén Núñez, medida cautelar que impide su detención, aprehensión o presentación, pero que dejará de surtir efecto si se le requiere por un delito grave.

El secretario en funciones de juez en el juzgado segundo de distrito en Oaxaca admitió la demanda de garantías del líder sindical, quien en las últimas horas afirmó que existen órdenes de aprehensión contra él y contra la estructura de la CNTE.

Al respecto, Núñez responsabilizó a los gobiernos federal y estatal de las violaciones a sus derechos y de los "atentados" que pudiera haber en su contra.

"Sabemos que hay órdenes de aprehensión y no vamos a permitir que nos detengan o nos encarcelen. No pueden trastocar los derechos y la integridad de los maestros", aseveró.

Niegan otra solicitud

Al respecto, funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) negaron que que la institución haya solicitado a un juez federal una orden de aprehensión contra Núñez u otra persona de la coordinadora.

Afirmaron que tampoco se solicitó el congelamiento de las cuentas bancarias de la CNTE, medida que en caso de ser real, pudo ser ordenado de manera directa por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En la PGR reconocieron que sí existen diversas averiguaciones previas que están en curso contra los integrantes de la CNTE, las cuales se iniciaron a partir de diversas denuncias, entre ellas, la interpuesta por la organización Mexicanos Primero.

La petición de amparo de Rubén Núñez fue tramitada el pasado 16 de julio y horas después admitida por el secretario del juzgado. Quedó radicada bajo el número de expediente 1000/2015.

El juzgado fijó una garantía de 5 mil pesos para que Núñez quede a disposición del secretario en funciones de juez.

El principal acto reclamado por el líder de la Coordinadora es que no se ejecute alguna orden de aprehensión, detención, localización o presentación dictada en su contra.

En el acuerdo del secretario en funciones de juez se ordena que "se mantengan las cosas en el estado que actualmente guardan y la parte quejosa no sea privada de su libertad personal con motivo de las órdenes citadas, quedando a disposición de este juzgado (segundo) de Distrito, en cuanto a su libertad personal".

El juzgado ordenó a los juzgados quinto de distrito en el estado, primero y cuarto de lo penal del distrito judicial del Centro y de la delegada estatal en Oaxaca de la Procuraduría General de la República, rendir informes justificados para conocer si existe o no un mandamiento judicial solicitado por el agente del Ministerio Público federal con el objetivo de detener al líder disidente.

Asimismo, funcionarios judiciales señalaron que más de 100 integrantes de la estructura de la CNTE se ampararon con la intención de no ser detenidos.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]