Mauricio dejó 'fundida' la relación con el Estado: Bichara

El candidato del PRI a la alcaldía de San Pedro dijo que cuando él llegó a la Secretaría del Ayuntamiento comenzó a reactivarse la coordinación en materia de seguridad con otros órdenes de gobierno.
Bernardo Bichara Assad, candidato de Alianza por tu Seguridad a la alcaldía de San Pedro.
Bernardo Bichara Assad, candidato de Alianza por tu Seguridad a la alcaldía de San Pedro. (Syndy García)

Monterrey

Bernardo Bichara Assad, candidato del PRI a la alcaldía de San Pedro, corroboró lo dicho por el secretario de Seguridad del Estado, el general Alfredo Flores Gómez, en el sentido de que en la administración de Mauricio Fernández Garza no hubo coordinación con el Estado y el Ejército.

Bichara Assad dijo que no fue hasta que él llegó a la Secretaría del Ayuntamiento de San Pedro, en la gestión de Ugo Ruiz Cortés, cuando se reactivó la relación con las autoridades estatales y federales en materia de seguridad.

"Totalmente de acuerdo con lo que dice el general (Alfredo Flores Gómez, secretario de Seguridad Pública del Estado). Pone de manifiesto que hay contradicciones y que la postura debe ser siempre de que se combata la ilegalidad con legalidad y no con otro tipo de acciones".

En entrevista con el arquitecto Héctor Benavides para Telediario Nocturno, el candidato priista expresó que la relación entre el municipio de San Pedro con el Gobierno del Estado se encontraba deteriorada y en la presente administración se enfocaron en mejorarla.

"Ahora en mi calidad de candidato a la alcaldía por el PRI hice una declaración que la sostengo. Cuando yo llegué a esta Secretaría reactivamos la relación con el Estado, que el ingeniero Fernández había dejado, en este caso, totalmente 'fundida'; usted recordará cuando se quiso agarrar a golpes con el procurador (Adrián de la Garza Santos), ahora candidato a la alcaldía de Monterrey.

"También la relación con el Ejército la retomamos y la fortalecimos, y en ese sentido, nosotros creemos también que con las fuerzas federales hicimos un trabajo muy fuerte en aquel momento con el comisionado Mondragón, y reactivamos de manera muy puntual y muy cercana toda la coordinación con los niveles de gobierno y con el Ejército".

A Bichara Assad se le preguntó sobre qué es lo que ha recogido de las opiniones de sampetrinos en torno al tema del llamado "grupo rudo", con el que supuestamente el entonces alcalde Mauricio Fernández mantuvo relaciones para proporcionar un "blindaje" al municipio.

"No sabría definir lo que es un grupo rudo, porque la verdad nunca lo he creado, ni lo pienso crear. Lo que ha señalado la PGR en sus investigaciones, ahí están todas abiertas, es la presencia de actividades criminales para estar en colusión con el municipio.

"Lo que recojo de los sampetrinos, es una cosa muy sencilla, y es: 'San Pedro quiere no quiere que se combata la inseguridad con ilegalidad'; y 'San Pedro no quiere ser casa de narcotraficantes'. La única solución para que suceda es fortalecer la coordinación entre los tres niveles de gobierno y lo que yo he venido hablando y proponiendo desde que era secretario del Ayuntamiento, y ahora como candidato del PRI a la alcaldía de San Pedro, es exactamente eso".

Con relación las versiones que indican que la presencia de este "grupo rudo" era para tener una "paz comprada" en el territorio sampetrino, el candidato del PRI a la alcaldía dijo que eso lo podría responder Mauricio Fernández.

Sin embargo, aclaró que "San Pedro no es Iguala", por lo que el municipio, en el futuro, no debe estar cercano a ningún grupo criminal.

"Yo creo que la mejor definición la puede dar el que ahora es candidato del PAN a la alcaldía. Lo que sí está documentado es lo que la Procuraduría General de la República ha señalado en diversas investigaciones, y ha sido la presencia, en este caso, de criminales o personas que cometían delitos, en una cercanía con el municipio y trabajando en actividades que al parecer han sido señaladas como ilegales. 

"Tiene que haber una distancia, tiene que haber un combate entre autoridad y la delincuencia; no podemos vivir cerquita de los delincuentes. San Pedro Garza García no es Iguala, no hay mucha diferencia entre lo que ha pasado allá y lo que pasa aquí, ambos han sido señalados como gobiernos cercanos a grupos criminales. Aquí queremos paz, aquí queremos legalidad, queremos libertad y no queremos vivir con miedo, es lo que los sampetrinos han reclamado por muchos años".