Órganos electorales responden a acuerdos políticos: Barbosa

El senador Miguel Barbosa Huerta aseguró que la designación de los órganos electorales responden a acuerdos políticos por lo que descalificó su actuación en las eleccciones del 4 de junio. 
El senador Miguel Barbosa.
El senador Miguel Barbosa. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El senador Miguel Barbosa descalificó la actuación de los órganos electorales en las contiendas realizadas el 4 de junio, al señalar que los integrantes de esos órganos responden a acuerdos políticos que se tomaron en su designación.

TE RECORDAMOS: PAN en San Lázaro pide anular elecciones de Coahuila y del Edomex

Barbosa Huerta dijo que si prevalece esta situación, México llegará a las elecciones del próximo año con un déficit importante de legitimidad y de credibilidad.

Barbosa Huerta recordó que hace tres décadas la Comisión Nacional Electoral formaba parte de la Secretaría de Gobernación y la Cámara de Diputados calificaba la elección: “Ahora existen un Instituto Nacional Electoral, con consejeros ciudadanos electos por la Cámara de Diputados y tribunales electorales con magistrados designados por el Senado.

Sin embargo, dijo, estas designaciones, que deberían ser una base sólida de nuestro sistema electoral, son vulnerables a la influencia del poder”.

De acuerdo al ex coordinador perredista, la Cámara de Diputados y el Senado designan, con base en acuerdos políticos, a los integrantes del INE y a los magistrados electorales, respectivamente.

 “Con este tipo de nombramientos, ni el Senado ni la Cámara de Diputados fortalecen a la democracia”, dijo.

Consideró que en México no existen contiendas electorales equitativas y autoridades electorales autónomas, pues un candidato de oposición no se enfrenta a un partido, sino al poder público.

Por ello, si en 2018 se aspira a la legitimidad en la contienda electoral, es necesario que existan condiciones de equidad y autonomía en los órganos electorales, pues México no puede tener comicios llenos de trampas, con manipulación del voto y guerra sucia.

“Si queremos una contienda electoral sin impugnaciones, debe haber limpieza en el proceso; si se quiere un respeto irrestricto a las instituciones electorales, sus titulares deben acreditar su autonomía e independencia al aplicar la ley. Si esto no ocurre, si los órganos electorales continúan sometidos al poder, nuestra democracia sólo será una fachada”, aseguró el legislador. 



OVM