No bajar la guardia tras la detención del Chapo: PRD

Hugo Estefanía Monroy aseguró que podría haber reacciones por parte de grupos del crimen organizado o los carteles que pueden seguir operando desde el reclusorio.
El dirigente estatadl del PRD pidió no bajar la guardia.
El dirigente estatadl del PRD pidió no bajar la guardia. (Carlos Olvera)

Guanajuato

El dirigente estatal del PRD, Hugo Estefanía Monroy, advirtió que las fuerzas de seguridad del país no pueden bajar la guardia tras la detención de Joaquín el Chapo Guzmán, ya que podrían presentarse reacciones de grupos del crimen organizado.

Asimismo indicó que el trabajo de inteligencia que viene desarrollando la Procuraduría General de la República, el Ejército y la Marina, debe continuar porque las redes del narcotráfico no solo son operadas por el detenido.

“Se debe de mantener la alerta de seguridad porque no nada más era el Chapo, quedan las demás células del crimen organizado o las del cartel que bien puede seguir operando desde el reclusorio. La organización del narco tiene que desmantelarse desde arriba hacia abajo en su totalidad, para que haya resultados”, señaló.

El líder perredista dijo que quedan otros carteles en el país que tienen que desmantelarse para que la situación de México pueda cambiar, porque “la propia captura del Chapo no viene a quitar la inseguridad ni viene a desaparecer las actividades delincuenciales”, añadió.

Se tiene que buscar una estrategia para desmantelar los grupos que quedan operando, además se debe de garantizar que Guzmán Loera no pueda dar instrucciones desde el penal al resto de su gente que sigue en libertad, dijo.

“No hay que bajar la guardia, porque la estructura de ese cartel sigue operando, él nada más era el que comandaba, pero quedan afuera el resto de las células”.

Estefanía Monroy, consideró que  la detención es un duro golpe a la estructura del narcotráfico en México, “pero esto no va a acabar con la delincuencia o el narcotráfico”.

También recomendó que las instituciones de seguridad del país, pero sobre todo de Sinaloa y el norte del país, deben estar alertas ante cualquier tipo de reacción porque no se descarta que puedan desatar la violencia en venganza por la detención.