Bucareli pasa cerrada casi la mitad del año

Diversos grupos de inconformes se han instalado en esta avenida, lo que genera un problema vial y pérdidas económicas a negocios.

México

Desde enero de 2015, la avenida Bucareli ha sido tomada por diversos grupos de inconformes durante siete meses y cinco días (no consecutivos), lo que representa un problema vial para los locatarios y trabajadores de la zona, además de pérdidas económicas para los negocios.

En lo que va de 2016, el también conocido como Eje 1 Poniente fue bloqueado durante un mes, en diferentes momentos, por distintos motivos y organizaciones que usan esta vialidad para exigir un acercamiento directo con las autoridades de la Secretaría de Gobernación (Segob).

El año pasado esta avenida sufrió seis cierres a la circulación en distintos momentos que duraron 185 días en conjunto, equivalentes a medio año.

Actualmente, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantiene un bloqueo indefinido, que inició el pasado domingo, como protesta por la reforma educativa aprobada desde inicios de 2013, la cual propone la evaluación periódica de docentes y la baja definitiva por ausentismo laboral.

Los docentes han llevado a cabo diversos plantones en la Ciudad de México; en mayo de 2013 tomaron el Zócalo durante cuatro meses, hasta que el gobierno federal los desalojó el 13 de septiembre.

Pese a ello, los maestros decidieron trasladar su campamento al Monumento a la Revolución, donde afectaron la circulación hasta que policías de la Secretaría de Seguridad Pública local quitaron las casas de campaña de la avenida de la República.

La estadía de los docentes en la Plaza de la República terminó el pasado 8 de enero, pero desde ese momento la avenida Bucareli se convirtió en el lugar elegido para permanecer en la ciudad.

Contingentes de la CNTE han mantenido dos plantones en las afueras de la Segob. El primero se llevó a cabo en febrero de 2015, cuando cerraron por tres días la circulación de la zona.

Las organizaciones campesinas son las que han recurrido a los plantones como la forma de presión más usada para ser atendidos por las autoridades.

Además de la CNTE, organizaciones sociales, caravanas y sindicatos, como el Mexicano de Electricistas, han detenido la circulación en esa vialidad en los últimos años.

En 2016 se han registrado cinco bloqueos con diferente duración. El más extenso lo realizaron distintas organizaciones campesinas, cuando el 29 de marzo llegaron con el objetivo de resolver el tema del recorte al presupuesto del agro, así como cambios en los programas sociales, vivienda y la no privatización del agua en su región. Fue hasta el 12 de abril cuando decidieron levantar el plantón, tras acordar diálogo con la Segob para que fueran atendidas sus peticiones.

Uno de los momentos de mayor tensión para los comerciantes de la zona se vio el año pasado: el 29 de marzo el Movimiento Antorchista Nacional tomó por 134 días la avenida Bucareli para pedir apoyos para la vivienda y el campo, así como libertad a presos políticos.

Este bloqueo culminó el 9 de agosto, cuando los antorchistas argumentaron que había una campaña de rechazo por parte de los comerciantes de la zona, lo que podía afectar su seguridad en el campamento.

Según la Cámara de Comercios Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, los comercios han sido afectados por las constantes movilizaciones y bloqueos en la zona, que provocan pérdidas económicas de hasta 80 por ciento.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]