En Oaxaca dejan a la CNTE hacer lo que quiere: Chuayffet

El secretario de Eduación Pública afirmó que los maestros de la CNTE no atienden las dispociones institucionales y no tienen autoridad moral para impartir clases, porque realizan actos vandálicos.
El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, en el informe de avances de la reforma educativa.
El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, en el informe de avances de la reforma educativa. (Milenio Digital)

Ciudad de México

El gobierno de Oaxaca permite que la CNTE haga lo que quiera, no gobierna en cuestión de educación, afirmó el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet.

En entrevista con Joaquín López Dóriga para Grupo Fórmula, el funcionario federal dijo que los niños de Oaxaca, que son los más necesitados, sólo tienen entre 80 y 100 clases en el ciclo escolar, pero el estado le sigue pagando a esos maestros.

"Lamentablemente (maestros de la CNTE) no hacen caso de disposiciones legales ni de institucionales. En Oaxaca es un caso de no gobierno, en materia de educación ahí no se gobierna, ahí se permite que la CNTE haga lo que quiera", reiteró.

Chuayffet dijo que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación no tienen autoridad moral para impartir clases, porque realizan actos vandálicos.

Explicó que él no puede negociar con la Coordinadora porque el acuerdo laboral que tiene la SEP es con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, por lo que compete a las autoridades federales.

"El problema de Oaxaca es que no se aplica la ley. Debemos buscar esquemas para que la federación la aplique", afirmó.

Respecto a la Reforma Educativa, Chuayffet afirmó que está pendiente su aplicación en algunos estados y que en el caso de Oaxaca no hay una solución inmediata, porque no hay convicción sobre la nueva ley.

“Creo que estamos en el camino de poner un remedio, el remedio en mi opinión, y el cual discutimos en la SEP, es cambiar el acuerdo, unirlo con la Ley General de Educación y ver en qué consiste una descentralización cooperativa. En esta se distribuyen los recursos, las facultades y los controles. Habría un control espejo entre los estados y la federación; si el estado incumple, la federación impartiría la educación”, explicó.