Evitar “gobiernos paralelos” en Michoacán, pide Aureoles

El presidente de la Cámara de Diputados dijo que la salida del comisionado Alfredo Castillo representa la oportunidad de fortalecer las instituciones locales y elegir autoridades legitimadas.
O El perredista Silvano Aureoles, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.
O El perredista Silvano Aureoles, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. (Nelly Salas)

Ciudad de México

El presidente de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, advirtió que la salida del comisionado federal Alfredo Castillo del estado de Michoacán representa la oportunidad de fortalecer las instituciones locales y elegir autoridades legitimadas por el respaldo ciudadano para evitar así figuras de “gobiernos paralelos” que solo entorpecerían la buena marcha de la entidad.

“La encomienda de Castillo concluyó, pero no así el fin principal del gobierno federal, que es fortalecer las acciones en materia de seguridad y el desarrollo en el estado”, puntualizó.

El también precandidato perredista al gobierno de Michoacán solicitó al general Felipe Gurrola, sucesor de Castillo, retomar la verdadera esencia de esa responsabilidad y concentrarse en las principales tareas para las que fue creada la comisión.

Dijo que la salida del comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán representa, además, una oportunidad para revisar a fondo las estrategias del gobierno federal y corregir aquello que no ha dado resultados.

En un comunicado, Aureoles sostuvo que “este es el momento en Michoacán para fortalecer las instituciones y lograr, con la renovación de cargos de elección popular, autoridades legitimadas que cuenten con el respaldo ciudadano y que eviten figuras de gobiernos paralelos que solo podrían entorpecer la buena marcha de la entidad”.

Por separado, el coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, aplaudió el retiro del comisionado federal Alfredo Castillo del estado de Michoacán, por considerar que el funcionario se había convertido en parte del problema y no de la solución.

En entrevista, reconoció la sensibilidad del secretario de Gobernación,  Miguel Ángel Osorio, para atender a quienes pedían desde hace tiempo la salida de Castillo, incluidos los precandidatos del PRI, del PAN y del PRD al gobierno del estado.

Alonso Raya sostuvo que la gestión del comisionado fue de claroscuros, pero se manifestó por no repetir dicho esquema en ninguna otra entidad con problemas de violencia e inseguridad.

“Lo que mostró ciertas virtudes, aún con lo excepcional de la figura, se terminó convirtiendo en parte del problema y, por lo tanto, urgía (su retiro)”, puntualizó.

El legislador perredista admitió que el papel de Castillo fue en un principio positivo por la audacia y la sagacidad con que tomó decisiones, pero advirtió que al paso del tiempo le ganaron las inercias, la comodidad, sus filias y sus fobias, para terminar por complicar los problemas en lugar de solucionarlos.

“En este momento lo que hago es reconocer la sensibilidad del secretario de Gobernación (Miguel Osorio Chong) y del gobierno federal para atender los reclamos de muchos en relación con el papel que jugaba Castillo y haber tomado la decisión de retirarlo, con lo cual desaparece, entiendo, el decreto que creaba esta figura y este comisionado especial”, remarcó.