Pide Mancera a alcaldes apoyar aumento al salario

El jefe de gobierno de la Ciudad de México dijo que si la iniciativa consigue más apoyo, para finales de este año se puede dar un incremento al salario.
El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.
El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, insistió en que es posible mejorar el salario mínimo en el país. (Jorge Avilés González)

Michoacán

Durante su visita a Michoacán, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, solicitó a los alcaldes del PRD sumarse a su lucha para que se incremente el salario mínimo a más de 170 pesos, en 2018.

En su discurso, el mandatario capitalino dijo que si se incrementa el salario, cerca de 7 millones de personas se verán beneficiadas.

"Lo que yo les pediría es que pudiéramos sumar esfuerzos; una de las banderas propias de todos y cada uno de ustedes puede ser esto, comunicarle a la gente, porque estoy seguro que se va a ganar y va a ser una diferencia muy importante en el bolsillo de las personas", dijo.

"Podemos hacer una convocatoria importante; que la gente sepa que estamos apoyando una tarea concreta, que no se disuelva y no se pierda. Hay una buena oportunidad para construir un proyecto, que se sumen todos los que se quieran sumar".

En la reunión, en la que estuvieron también los presidentes municipales de Guadalajara, Jalisco, Enrique Alfaro y de Tepic, Nayarit, Leopoldo Domínguez, manifestó que buscará que más actores políticos se sumen a la declaratoria "Salario Digno para los trabajadores de México".

Añadió que de lograr más apoyos, en México se tendrán las condiciones para que a finales de este año se pueda dar un incremento al salario.

"Hoy se trabaja para replantear la municipalidad en México, para darle una visibilidad y alentar los proyectos que cada territorio plantee. Las fórmulas que se tienen hoy en día no están funcionando y no está caminado", enfatizó.

El diagnóstico de la CNDH arroja observaciones apropiadas de acuerdo en la supervisión de aspectos que garanticen la integridad física y moral del interno, condiciones de gobernabilidad y de una estancia digna, así como la reinserción social del interno y grupos de internos con requerimientos específicos.

AA