Se atrincheran los hoteleros ante la 'anarcoviolencia'

Pese al operativo policiaco de 4 mil elementos, 55 patrullas y helicópteros, el Hilton, el Casa Blanca y Le Méridien solicitaron las vallas metálicas.
La muralla en Lafragua.
La muralla en Lafragua. (Jorge Carballo)

México

Hoteles y plazas comerciales del corredor Reforma-Juárez, personal y huéspedes se atrincherarán ante la marcha que realizarán hoy diversas organizaciones como la CNTE y grupos anarcos en el contexto del primer año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y en medio del debate de la reforma energética.

Pese al operativo de cuatro mil elementos policiacos, 55 patrullas y helicópteros que desplegará la Secretaría de Seguridad Pública local, los hoteleros solicitaron a la dependencia amurallar con bardas metálicas los hoteles Meliá, Casa Blanca y Le Méridien en Reforma, así como el Hilton en Juárez.

Luego de ser blanco de ataques y saqueos durante las movilizaciones del 1 de diciembre de 2012 y el pasado 2 de octubre, esos hoteles extremaron precauciones, al grado de también apertrecharse, como en el caso del hotel Meliá, con extintores y cascos anti incendios.

"Mi gente va a estar preparada, si en algún momento somos agredidos también vamos a responder. Ya tenemos ahí todos nuestros extintores para replegar a los manifestantes. El 2 de octubre tuvimos que replegarlos de esa forma, porque si no éramos tiro al blanco", señaló Juventino Gómez, gerente de seguridad del Meliá.

En entrevista para MILENIO, Gómez aseveró que los ataques a la fachada de cristal y el saqueo de mobiliario del que fue víctima el hotel hace un año generaron pérdidas por un millón 300 mil pesos.

"A raíz de eso todas las gerencias de seguridad de los hoteles tuvimos que pedir ese apoyo, el Casa Blanca ya está sitiado, Le Méridien y los de la Glorieta de Colón hacia avenida Juárez pedimos las vallas, el Hilton también las solicitó y en la madrugada nos van a colocar las bardas metálicas, el Sevilla Palace ya está protegido con el resguardo del Senado", comentó.

Desde el viernes, el Senado fue amurallado con bardas de dos metros y medio, desde la Glorieta de Colón al parque Pasteur, y con cercos en las calles París, Madrid y Antonio Caso, resguardados por elementos de la Policía Federal.

Para evitar cualquier acceso hacia el recinto legislativo, ayer el cerco creció hasta las inmediaciones de Plaza de la República, con bardas en las calles Ignacio Vallarta, Ignacio Ramírez y José María Lafragua, con lo que fueron bloqueados los accesos al plantón de la CNTE .

Hasta el cierre de esta edición, comenzaron a instalarse muros metálicos también en la Alameda Central detrás de Bellas Artes, el Palacio Postal en Eje Central y frente al Hotel Hilton y el centro comercial Parque Alameda.

"Hasta donde podamos"

Pese al cerco realizado al plantón, el secretario general de la sección 9 del Distrito Federal, Francisco Bravo, sostuvo que marcharán hasta donde les sea posible, sin confrontarse con las policías.

"La marcha sigue de donde estaba programada: del Ángel al Zócalo y llegaremos hasta donde podamos. No coincidimos con ese tipo de medidas, cuando hemos manifestado que marcharemos pacíficamente, sin retomar el Zócalo".

Por su parte, Juan Melchor, de la Comisión Política Nacional de la CNTE, señaló que los disidentes participarán en el mitin de Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo.

"Aunque no llegue el contingente, allá estará la coordinadora participando y no es una unión con Morena, ni con Andrés Manuel, es una acción coordinada que no nos compromete, se da en función del debate de la reforma", apuntó.

Los dirigentes de la CNTE aseguraron que emprenderán medidas de seguridad para evitar que infiltrados ingresen a sus contingentes.

En tanto, la Cámara de Comercio en Pequeño de la Ciudad de México giró instrucciones a los negocios y comercios de Reforma, Juárez, 5 de Mayo y Zócalo tomar previsiones e incluso considerar no abrir ante la presencia de anarcos.

"Depende del criterio del dueño, el 2 de octubre dejó un antecedente de agresiones y es mejor perder un día de venta que arriesgar al personal y al local", señaló el presidente de la Canacope, Gerardo López.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]