Atribuye gobernador a venganza en asesinato de niños

Jaime Rodríguez Calderón dijo que ya platicó con los presidentes municipales de la zona metropolitana para trabajar en la prevención del delito y bajar el consumo de droga.

Monterrey

Aunque dijo estar casi cerca de saber la verdad, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón comentó que los hechos violentos de Santa Catarina este fin de semana pasado en el que dos menores perdieron la vida, pudieron haber sido por venganza entre personas.

En entrevista, el mandatario estatal comentó que toda la ciudadanía debe de preocuparse del mal corazón de quienes delinquen para evitar ese tipo de prácticas.

“Yo estoy a punto de saber qué pasó ahí y creo que es un tema más bien de corajes, más que de otras cosas, de venganzas entre personas y eso obviamente lo daremos a conocer más tarde.

“No podemos dañar a los niños y cuando se daña a los niños es porque hay inconsciencia y hay un gen animal en quienes lo hacen y eso evidentemente no está en ningún plan de Gobierno, es algo que se nos escapa de las manos cuando no tenemos la condición de poderlo detener de manera absoluta”, dijo.

Rodríguez Calderón adelantó que ya platicó con los presidentes municipales de la zona metropolitana para trabajar en la prevención del delito y bajar el consumo de droga.

“No nos hemos atrevido, como sistema, como Gobierno, a tener un padrón de todos los que consumen droga y eso es parte de lo que tenemos que ir haciendo en el camino, tenemos que ir reorientando los programas que el Gobierno tiene que hacer”, apuntó.

Insistió en que Nuevo León no deberá ser gobernador por el miedo.

Cabe resaltar que fue el sábado pasado cuando dos niños y un adulto fallecieron tras un ataque registrado al exterior de un domicilio donde se celebraba un 'baby shower' en la colonia Puerta del Sol, en Santa Catarina.

Los hechos violentos se registraron en una casa ubicada en el cruce de las calles Mercurio y Marte en donde también resultaron dos adultos heridos, mismos que se encuentran graves en un hospital de la localidad.

Los menores fallecidos son un niño de 4 años de edad y una niña de 8, mientras que el adulto fue identificado como Juan Ramírez de 40 años de edad.

Ante tal situación, el Gobierno del Estado ofreció una recompensa a quienes den información para dar con el paradero de los agresores.