Problema no está sólo en las nóminas: arzobispo

Rogelio Cabrera López advirtió que el problema está en la corrupción y el manejo de las finanzas estatales.
Pidió que se le dé seguimiento a las medidas de austeridad propuestas por el gobierno.
Pidió que se le dé seguimiento a las medidas de austeridad propuestas por el gobierno. (Victoria Félix)

Monterrey

Aunque por un lado aplaudió las medidas de austeridad anunciadas por diversos poderes, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, advirtió que el problema está en la corrupción y el manejo de las finanzas estatales, por lo que la solución no está en reducir la nómina.

Dicho esto, pidió al Gobierno del Estado, que encabeza Jaime Rodríguez Calderón, así como a los 42 diputados locales, escuchar a la ciudadanía antes de aprobar leyes o incrementar impuestos.

"Me parecen muy bien (las medidas de austeridad), pero sabemos que el problema no está sólo en las nóminas sino en todo el sistema que se ha corrompido en el país. No basta bajar la nómina, hay que estar al pendiente del otro dinero que camina debajo del suelo.

"Pedimos que a las medidas de austeridad que ha promovido el gobernador del Estado se les dé el seguimiento necesario para que sean cumplidas en el bien de la ciudadanía, que desea sentir la solidaridad de quienes tienen la tarea de estar al frente de las instituciones de servicio", comentó.

Sobre las manifestaciones que se han suscitado a raíz de la inconformidad social por el aumento de impuestos estatales y federales, monseñor afirmó que estas seguirán mientras no exista un consenso real entre el pueblo y sus gobernantes.

"La gente está molesta, está indignada por la distancia que se ha generado entre la voluntad del pueblo y la voluntad de los legisladores, creo que ellos tienen la tarea, a la cual no pueden renunciar, de antes de promover leyes, escuchar a los ciudadanos, inteligentemente hay que buscar la manera de que ellos puedan saber lo que piensa su distrito", indicó.

Cabe recordar que en días pasados los ciudadanos acudieron a protestar a las casas de los diputados locales, de distintos partidos políticos, para expresar su rechazo ante la aprobación de nuevas cargas impositivas dentro del Paquete Fiscal 2017.

Por último, indicó que así como hacen un llamado a las autoridades a apretarse el cinturón, la Iglesia de Monterrey hará lo propio a través del ascetismo, pues, "querido u obligado", este 2017 es un año de austeridad.

En otro orden de ideas, monseñor anunció que el próximo miércoles, 18 de enero, la Catedral Metropolitana de Monterrey recibirá una reliquia, de primer grado, de Santa Teresa de Calcuta.

La reliquia, que consta de una ampolleta con su sangre y algunos cabellos depositados en un relicario, estará expuesta para los fieles desde las 9:00 y finalizará a las 19:00 con una misa.

FSAD