Veto es un distractor por inseguridad: PAN

El diputado Arturo Salinas dice que el gobernador nunca quiso la Ley de Participación y prevé que, una vez que el Congreso la vuelva a aprobar, el Gobierno se vaya la controversia constitucional.
Arturo Salinas Garza, coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado.
Arturo Salinas Garza, coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado. (Carlos Rangel)

Monterrey

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón generó un veto político para sacarle la vuelta a una promesa más de campaña por el miedo que le causa que la ciudadanía le revoque su mandato y como un distractor ante la inseguridad desatada en el inicio del año, consideró el diputado Arturo Salinas Garza.

El coordinador de la bancada del PAN desmintió que los diputados puedan quitar al mandatario estatal, sino que sólo lo podría hacer el 40 por ciento de la población, como lo establece la Ley de Participación Ciudadana.

“La ley dice quién puede solicitar la revocación de mandato del gobernador: uno, los ciudadanos; dos, las dos terceras partes del Congreso pueden hacerle un juicio político al gobernador –si esto lo dice o no la ley, como quiera ya lo dice la Constitución, nadie lo está inventando–; y tres, el propio gobernador.

“Quizás el temor verdadero es que hay más de un 40 por ciento de personas que hoy quisiera que se fuera, eso es lo que puede estar detrás, no importa quién lo pida, el único que puede decidir que un funcionario público (deje su puesto) es el 40 por ciento de los ciudadanos, esto aplica para gobernador, para los alcaldes, aplica para diputados, la cancha esta parejita para todos, no hay discrepancia, no hay cambios”, cuestionó.

En rueda de prensa convocada en el Congreso del Estado, Salinas Garza expresó que el Gobierno del Estado aprovecha esta discusión para distraer sobre la problemática de inseguridad que se está viviendo.

“Estoy convencido que está utilizando estos vetos como un distractor de lo que está pasando el estado de Nuevo león, que una vez más ha regresado la inseguridad y la gente se entretenga de lo que ellos mismos provocan, con insultos.

“Se está ocultando un tema que a los ciudadanos le está provocando, que es la inseguridad, están minimizando el problema, diciendo que son pleitos entre pandillas. Hay que recordar que hace seis años inició la inseguridad en Nuevo León de la misma manera, es un 'deja vú', es una historia que ya conocimos y que sabemos en qué concluyó (..) creo que el gobernador le ha quedado a deber a la raza,  está más preocupado en seguir en campaña que gobernar a Nuevo León”, criticó.

El pasado 15 de enero, el Gobierno del Estado vetó la Ley de Participación Ciudadana y la ley antitabaco, por considerar que son un "mamarracho de ley", y porque contiene de 30 a 40 errores técnicos en la conformación de los procedimientos.

Este sábado, el gobernador descartó tenerle miedo a la revocación de mandato que viene integrada en la ley y que el veto a la misma fue porque el Congreso la quiere manejar a su antojo y no dejar margen para ser evaluados por la ciudadanía y otros entes de gobierno.

El coordinador de la bancada panista del Congreso dijo que cualquier persona puede juntar las firmas para tener un 40 por ciento de los 3.5 millones de habitantes que están empadronados.

Dijo que las observaciones hechas por el consejero jurídico del gobernador dentro del veto son frágiles y sin sustento.

“¿Dónde están las pifias?, quisieron como hacer ver que estábamos como tontitos, así como que no sabemos leer y escribir, eso para el discurso está padre, el documento eso es lo que dice.

“No es veto a tirabuzón, es un veto político, simplemente nunca quisieron la ley porque no quieren la revocación de mandato, y prueba de ello es que el primer argumento (del gobernador) es que es anticonstitucional, qué va a pasar, quizás están abriéndose el camino para que una vez que aprobemos nuevamente la ley se vayan a controversia constitucional, se tarde dos años en la Corte, y cuando resuelvan ya no puede ser aplicable y que se hagan la voluntad en los bueyes de mi compadre”, indicó.

El diputado local panista dijo que al hacer un análisis al veto de la Ley de Participación Ciudadana en el arranque del periodo ordinario y ante el Pleno no queda la menor duda que la votarán de nuevo tal y como está.