Comisiones en San Lázaro dan 'luz verde' al dictamen

Avalan diputados de PRI, PAN, PVEM y Panal en lo general, pero la oposición reserva 188 puntos para su discusión en lo particular; “no se desmonta el monopolio televisivo”: PRD.

Ciudad de México

Las comisiones unidas de Comunicaciones y de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados aprobaron anoche en lo general el dictamen de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones y lo turnaron al pleno para ser votado hoy mismo en sesión extraordinaria.

Con 34 votos a favor, 12 en contra y una abstención, los legisladores ratificaron sin modificación alguna el proyecto avalado la madrugada del sábado por el Senado, aunque hicieron 193 reservas para su discusión en lo particular este martes.

Entre los puntos reservados, 36 corresponden a la diputada Sanjuana Cerda, de Nueva Alianza; 19, a Lilia Aguilar, del PT; 17, a Luisa María Alcalde, de Movimiento Ciudadano; 34, a Fernando Belaunzarán, de PRD; 82, a otros legisladores perredistas, y cinco más presentados en conjunto por las bancadas de PRI y PAN.

Con excepción de la legisladora panista Patricia Lugo, quien se manifestó en abstención, las bancadas de PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza votaron en bloque a favor de la minuta, en tanto las fracciones de PRD, Movimiento Ciudadano y PT lo hicieron en contra.

Paralelamente al debate en comisiones, la bancada panista encabezada por su coordinador, Luis Alberto Villarreal, sostuvo una reunión plenaria y después de cuatro horas acordó votar en unidad a favor de las leyes Federal de Telecomunicaciones y del Sistema Público de Radiodifusión.

Decidieron, no obstante, presentar una serie de reservas adicionales en aspectos como el bloqueo de señales de telecomunicaciones, la retención de datos de los usuarios y la geolocalización discrecional de dispositivos.

“En relación al bloqueo de señales persiste la posibilidad de que autoridades ordenen la interrupción de señales de telecomunicaciones de manera arbitraria (…) y esta disposición constituye una medida desproporcionada que atenta contra la libertad de expresión y que en ciertos contextos, como el de la protesta social, podría atentar de manera grave contra la integridad y la seguridad de la ciudadanía, e incluso podría impedir la documentación de violaciones a derechos humanos o la labor periodística”, asentó la panista Beatriz Zavala.

Por separado, el vicecoordinador perredista Miguel Alonso Raya fundamentó el rechazo de su bancada al dictamen, al subrayar que el nuevo marco legal “no desmonta” el monopolio televisivo, ni fomenta los medios sociales.

El proyecto legaliza la concentración de la televisión de paga y mantiene disposiciones autoritarias para el control de los contenidos por parte de la Secretaría de Gobernación, advirtió el legislador.

En ese contexto, las comisiones unidas de Comunicaciones y de Radio y Televisión discutieron durante cinco horas y media el dictamen de telecomunicaciones bajo el resguardo del personal de seguridad de la propia Cámara de Diputados, con el apoyo de agentes de la Policía Federal.

Por la mañana, la Comisión Especial de Agenda Digital y Tecnologías de la Información de la Cámara de Diputados emitió su opinión favorable a los proyectos de la Ley Federal de Telecomunicaciones y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión avaladas el sábado por el Senado.

“La opinión que emitimos se refiere, precisamente, a todas las condiciones, beneficios y preocupaciones que contiene la ley respecto a los usuarios de telecomunicaciones y, en específico, a los derechos digitales”, precisó el panista Juan Pablo Adame, presidente del grupo de trabajo.

Claves

Aspectos relevantes

- Las nuevas leyes de telecomunicaciones prevén el acceso universal a internet de banda ancha a través de una red estatal con 250 mil sitios de conexión en escuelas, hospitales y otros edificios públicos.

- Garantiza asimismo el acceso de las personas con discapacidad a los contenidos a través del subtitulaje al español o la lengua mexicana de señas.

- El proyecto concede a la Procuraduría Federal del Consumidor más facultades para sancionar los cobros excesivos o injustificados de los servicios de telecomunicaciones.