Barbosa: sería un agravio dejar sin reforma política al DF

El presidente del Senado confirmó que fue superada la intención de que la próxima Asamblea Legislativa del Distrito Federal sea quien redacte la Constitución de la Ciudad de México.
Miguel Ángel Barbosa
Aprobar la reforma política del Distrito Federal es pagar una deuda del Congreso de la Unión con la población de la Ciudad de México dijo Barbosa.

Ciudad de México

El presidente del Senado, Miguel Barbosa, dijo que sería “un agravio” dejar sin reforma política a la ciudadanía del Distrito Federal, la más participativa y dinámica del país, a unos cuantos días de concluir el último periodo ordinario de sesiones de esta legislatura.

Barbosa confirmó que fue superada la intención de que la próxima Asamblea Legislativa del Distrito Federal sea quien redacte la Constitución de la Ciudad de México, al señalar que ésta no debe ser producto “de la reunión de barones de la política capitalina o nacional, sino de constituyentes electos por el voto libre y democrático”.

“Aprobar la reforma política del Distrito Federal es pagar una deuda del Congreso de la Unión con la población de la Ciudad de México, este cambio debe entenderse como un logro de todos los ciudadanos de la capital del país y no sólo de una visión política”, dijo el también coordinador del PRD .

Por ello, llamó a que antes del 30 de abril, el Congreso de la Unión debe tener la capacidad de aprobar para la Ciudad de México una reforma de avanzada, que fije la ruta para que el Distrito Federal cuente con una Carta Magna que permita a sus habitantes ejercer plenamente sus derechos sociales, políticos y económicos.

“El aval a la reforma política del DF tampoco supone la permanencia de un solo partido al frente del gobierno capitalino, sino que representa un beneficio para toda la sociedad, ya que es una demanda largamente añorada”, afirmó.

Al sostener que la idea de que una sola Asamblea Legislativa fuera electa para sus funciones regulares para elaborar la Constitución del Distrito Federal, por la vía de los hechos “ha sido superada”.

De acuerdo al líder perredista en el Senado, la Carta Magna de la capital debe ser elaborada por un Congreso Constituyente, electo democráticamente “y no debe ser producto de la reunión de barones de la política capitalina o nacional, sino de constituyentes electos por el voto libre y democrático”.

Barbosa Huerta dijo que de 1985 a la fecha, uno de los motores más importantes del cambio político y social en México ha sido la ciudadanía del DF, “hablo de los millones de mujeres y de hombres que le dan vida a la ciudad más importante de nuestro país y una de las grandes metrópolis del mundo”.