Aplaude empresario suspensión de ministerial

Luego de ser señalado como el presunto secuestrador del empresario Agustín Villarreal Budnik, el fiscal general determinó suspender a Alfredo Ortega Trujillo como comandante de la AEI.
El empresario Agustín Villarreal Budnik.
El empresario Agustín Villarreal Budnik. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

El empresario Agustín Villarreal Budnik aplaudió a la Fiscalía General por su decisión de suspender al ministerial Ortega Trujillo, que identificó como uno de sus secuestradores.

En entrevista telefónica, el director de Ladrillera Mecanizada denunció un presunto encubrimiento por parte de la visitadora general, por dejar ejerciendo al funcionario pese a los señalamientos que lo involucran con su plagio cometido en 2016.

“El encargado de Antisecuestros, Hugo Chapa,  cambió de actitud y hasta el día de hoy es una reticencia y de cómo no cooperar, cómo poner trabas constantes.

“Yo veo con muy buenos la nueva y fresca llegada de un fiscal, nuevo, (me refiero a que) no está viciado en este sistema y que está haciendo su trabajo, de lo que debe ser y hay mucho por hacer”, indicó.

MILENIO Monterrey publicó que tras ser señalado como el supuesto secuestrador del empresario Villarreal Budnik, el fiscal Gustavo Guerrero determinó suspender a Alfredo Ortega Trujillo como comandante de la Agencia Estatal de Investigaciones.

TE RECOMENDAMOS: Cesan a comandante acusado de secuestro

El fiscal describió que, el ahora ex funcionario público, pese a que un juez negó girar una orden de aprehensión, optó por dejar abierta la carpeta de investigación y suspenderlo mientras continúa el proceso de averiguación.

Villarreal Budnik cuestionó a la visitadora general, de la entonces Procuraduría, Laura Inés Canales, por presuntamente proteger al comandante, por no hacer nada y dejarlo en funciones.

“Encubrimiento de parte de Antisecuestros y de parte de la visitadora que su función es que no haya elementos en la dependencia que estén señalados.

“Porque si yo había señalado al ministerial, y la licenciada no hizo nada, lo dejó seguir ejerciendo sus funciones cuando ya tenía un señalamiento muy claro mío que el comandante me había secuestrado”, comentó.

En enero de 2016, el empresario denunció, ante la entonces Procuraduría, que fue secuestrado y golpeado durante dos días por supuestos hombres que se identificaron como elementos de la Policía Ministerial, quienes exigían un monto de 20 millones de dólares para no matarlo.

Los presuntos agentes ministeriales habrían cometido el plagio por órdenes de su padre Agustín y su hermano Erick Villarreal, cónsules honorarios de República Dominicana, con órdenes de aprehensión en su contra.