• Regístrate
Estás leyendo: Antes había reparto de culpas, hoy hay cooperación: Osorio
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 04:11 Hoy

Antes había reparto de culpas, hoy hay cooperación: Osorio

En su despedida de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong aseguró que en materia de seguridad "se enfrentan los retos"; sus esfuerzos ya están dando frutos, le dice Peña.

Publicidad
Publicidad

En su último acto como secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong aseguró que en materia de seguridad, “se enfrentan los retos sin voltear la cara, brindando acompañamiento decidido a los estados para que cuenten con instituciones confiables y efectivas que les permitan cumplir con su responsabilidad constitucional”.

Destacó que “donde antes había uso electoral y reparto de culpas, ahora hay coordinación y colaboración. Donde antes había competencia para ver quién hacía más, ahora hay suma de esfuerzos para entre todos entregar mejores resultados con respaldo decidido, ahí, siempre donde se necesitaba”.

Osorio señaló que deja el cargo con el fin de “poder atender una nueva responsabilidad política, profesional y personal”.

Agradeció a los gobernadores su disposición a sumar y construir en favor de México, y aseguró que de esta manera “se generaron condiciones de gobernabilidad y estabilidad en una etapa de profundas transformaciones. Es así como se ha hecho de la pluralidad fuente de coincidencias y soluciones a pesar de quienes buscan polarizar y dividir”.

Al encabezar junto al Presidente Enrique Peña Nieto la presentación del programa Tu acta en línea para obtener el acta de nacimiento a través de internet, advirtió a los gobernadores presentes que “divididos, siempre ganará la delincuencia, pero unidos gana la tranquilidad y la legalidad”.

Osorio aseguró que como secretario de Gobernación buscó construir soluciones pacíficas y por la vía de la legalidad frente a los conflictos, lo mismo con estudiantes y campesinos que con empresarios y organizaciones civiles.

Además de que ante “la distancia y el desencuentro entre Poderes de la Unión, alentamos la colaboración, el entendimiento y la corresponsabilidad”.

Dijo que ante la “desatención y retraso” que existía en la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, se impulsó un esfuerzo para concretar esta transformación, y que ante la “discriminación y la falta de acciones” en materia de derechos humanos, se puso acento en su respeto y protección.

En tanto, el presidente Enrique Peña Nieto agradeció a Osorio “el servicio que ha prestado con vocación, con lealtad y con enorme profesionalismo, y de manera bien comprometida, al servicio de la República”.

Señaló que “los esfuerzos que usted ha liderado al frente de la Secretaría de Gobernación, estoy seguro que darán o ya están dando frutos y beneficios a la población mexicana”.

También le agradeció por “esa dedicación, por esa entrega leal y comprometida al servicio de México, y en cumplimiento a las indicaciones del Presidente”.

Destacó que la experiencia de Osorio “fue decisiva para la conducción de la política interior, y el Presidente de la República le testimonia aquí de manera pública un gran reconocimiento; al tiempo que lo hace, también, su invariable amigo que le aprecia, le quiere y le desea el mayor de los éxitos en todo lo que vaya a emprender hacia adelante”.

Más tarde, al realizar el anuncio oficial de la renuncia del secretario de Gobernación y del titular de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda, el mandatario dijo que bajo el liderazgo de Osorio, “la Secretaría de Gobernación tuvo numerosos logros, que han fortalecido la gobernabilidad democrática del país, con base en una relación respetuosa y constructiva entre Poderes y órdenes de gobierno”.

Osorio agradeció al mandatario la “oportunidad de vida” que ha sido servir a México, “convencido de formar parte de un gobierno que lo apostó todo para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos; un gobierno, el del presidente Enrique Peña Nieto, que más allá de encuestas y consideraciones electorales, se atrevió y tuvo la determinación de concretar los cambios necesarios para detonar el desarrollo nacional”.

PIEZA CLAVE Y CARTA FUERTE RUMBO AL SENADO

Miguel Ángel Osorio Chong fue desde Gobernación pieza fundamental del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Desde la negociación del Pacto por México para aprobar las reformas energética, educativa y fiscal hasta el tema de la seguridad, los desaparecidos y asuntos como las autodefensas en Michoacán y el paro en el IPN pasaron por el hidalguense, quien se perfila como uno de los actores políticos más importantes también para el próximo sexenio como carta fuerte para convertirse en senador y, por tanto, en coordinador de la bancada del PRI, sin importar quién gane la Presidencia.

Los asuntos sociales, políticos y de seguridad fueron negociados y procesados en la Segob, donde de acuerdo con Osorio, se hizo “política de la buena”, lo mismo con movilizaciones de sectores campesinos y hasta los propios ex trabajadores de Luz y Fuerza, con quienes logró acuerdos y terminó con sus inconformidades. Además, tocaron puerta en Bucareli la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y los familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, que en los episodios de la fuga y recaptura de Joaquín El Chapo Guzmán, la detención de Servando Gómez, La Tuta y el desarme de autodefensas en Michoacán.

El 8 de enero de 2013 logró acordar con los entonces dirigentes de PAN y PRD, Gustavo Madero y Jesús Zambrano el Pacto por México que hizo posible las reformas estructurales. Muy temprano en el sexenio, apenas un mes después de iniciado, Osorio sostuvo intensas reuniones con los líderes de la oposición para concretar las reformas que hasta hoy son el estandarte del gobierno federal.

Alcanzó el 7 de marzo de 2013 el consenso ante la reforma educativa, a pesar de la oposición del magisterio. Le tocó dar la cara ante Elba Esther Gordillo por la aprobación de la reforma educativa, a la cual se opuso la maestra. En plena negociación con PAN y PRD, el secretario de Gobernación decía que todos, incluido el SNTE, debían aceptar los acuerdos del Pacto por México, y un par de meses después, con la lideresa sindical detenida, el hidalguense tuvo que defender la legalidad de las acusaciones que la mantuvieron en prisión más de tres años.

El 10 de abril de 2013 pactó con los ex trabajadores de Luz y Fuerza, que desde el sexenio pasado demandaban al gobierno por la extinción de la empresa crear una compañía propia para ofrecer servicios en el sector de la electricidad.

Además, el 30 septiembre 2014 enfrentó la inconformidad de los estudiantes del IPN, que estaban en paro, para destrabar el conflicto con la comunidad estudiantil. Salió de su oficina y se presentó en la calle, donde estaba el plantón, para escuchar el pliego petitorio y les ofreció una respuesta en dos días para iniciar el diálogo y encontrar soluciones.

El 8 de enero de 2016 Osorio dijo “misión cumplida”, en la Reunión de Embajadores y Cónsules al leer el tuit del presidente Enrique Peña, que informaba de la hazaña y felicita con un abrazo a los secretarios de la Defensa y la Marina, Salvador Cienfuegos y Vidal Francisco Soberón, por la recaptura de Joaquín El Chapo Guzmán.

Asimismo, el 9 de marzo de 2016 desactivó las protestas de los campesinos al salir de su oficina en Bucareli para dialogar directamente con manifestantes.

Esta vez fueron campesinos de diversas organizaciones quienes escucharon desde el templete de su plantón al secretario de Gobernación, quien les ofreció dar respuesta a sus demandas e incluso acercarlos con otras dependencias responsables del tema.

El 16 de marzo de 2016 abre foros de discusión sobre el uso de la mariguana, como base para presentar una iniciativa de ley en la materia, ahí aseguró que nunca ha fumado.

Por último, el16 de marzo 2017, antes de la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, pide a Andrés Manuel López Obrador presentar pruebas de su acusación contra el Ejército mexicano por su presunta participación en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, y lo retó a aclarar su relación con José Luis Abarca, el entonces alcalde de Iguala, Guerrero, municipio donde ocurrieron los hechos de violencia contra los jóvenes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.