A 60 años del voto femenino en México, aún hay pendientes

Políticas mexicanas coinciden en que los avances en estos 60 años del voto de las mujeres no son suficientes.

Ciudad de México

A sesenta años de permitirse que las mujeres ejerzan su derecho al voto, políticas mexicanas coinciden en seguir impulsando las llamadas "acciones" o "medidas" "afirmativas" -que obligan a los partidos y a los órganos electorales a incluir cuotas de género en la selección de candidatos a puestos de elección popular- para que se siga avanzando en este tema en el que detectan que aún hay muchos pendientes.


El 17 de octubre de 1953, el presidente Adolfo Ruiz Cortines promulgó las reformas constitucionales que otorgaron el voto a las mujeres en el ámbito federal.


El viernes pasado, en un evento conmemorativo del 60 aniversario de este acontecimiento, el presidente Enrique Peña Nieto firmó y envió al Congreso una iniciativa para que la mitad de las candidaturas de los partidos a diputados y senadores sean mujeres.


Hoy, cuando el 52 por ciento de la población en México está integrada por mujeres, todavía no hay paridad en los cargos de elección popular.


-Marcela Torres Peimbert: Si queremos una sociedad más justa, necesitamos hacer que hombres y mujeres participemos de igual manera.


La senadora del PAN, Marcela Torres Peimbert, dice que para entender la problemática basta con analizar las cifras de la desigualdad causantes de que entre las prioridades de las mujeres, no esté el ocupar o buscar puestos de elección popular.


"En México, de cada 100 hombres que tienen que dar una pensión alimentaria, solamente 20 la dan... Solo 7 de cada 100 niños mexicanos viven con ambos padres... (Por ello) es complicado para la mujer el sostenimiento de sus hijos, familia, persona... Todos estos factores hacen que haya una feminización de la pobreza y que no participen en cargos de elección popular".


Torres Peimbert propone seguir insistiendo en lograr la paridad legislativa y para ello seguir con las medidas afirmativas para que al menos se logre un 45 por ciento de mujeres en el Congreso.


"En la XLI Legislatura en el Senado habían 30 senadoras, se pasaron a 42 que hay en la actualidad. En la Cámara de Diputados de las 140 que fueron electas en 2009 se pasó a 185, entonces sí sirven este tipo de medidas afirmativas, no estamos llegando todavía al porcentaje deseado, pero hay que seguir insistiendo".


- Dolores Padierna: Hay avances, pero no hay igualdad.


La senadora del PRD, Dolores Padierna, piensa que la lucha ha sido de pasos adelante, pero también ha habido retrocesos y los pendientes son los mismos de siempre.


"Hay avances, pero no hay igualdad... Es necesario empujar para el reconocimiento pleno de las acciones afirmativas a favor de las mujeres. La paridad entre hombres y mujeres debe ser una realidad en nuestra vida política y en todos los ámbitos de la vida. Leyes como la Ley de Igualdad no se cumplen. Derechos constitucionales como la igualdad de género señalada el 4° constitucional no son una realidad. La democracia no existe plenamente si se excluye a las mujeres".


Padierna plantea que debe haber paridad en los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo, así como en los órganos autónomos del Estado. Que la mitad de gobernadores, presidentes municipales y regidores también sean mujeres.


- Diva Gastélum: Cualquiera de nosotras hubiera sido mejor gobernante.


La senadora del PRI, Diva Gastélum, piensa que la paridad es una necesidad para que la democracia pueda avanzar, por lo que dice que la iniciativa del presidente Peña Nieto de que la mitad de los legisladores sean mujeres representará un gran avance.


"La paridad es una necesidad para que la democracia pueda avanzar, no que sea perfecta, pero sí que tenga un avance importante... Es una posibilidad real de poder adecuar todo el marco jurídico para ver cómos e convierten en políticas públicas reales en favor de las mujeres".


Gastélum dice que debe haber una reforma integral con la que se avance en los derechos políticos y electorales de las mujeres, además de los cambios culturales necesarios.


"Hemos tenido tan malos gobernantes que cualquiera de nosotras hubiera sido mejor gobernante, estamos preparadas hace tiempo para esto".


- Ivonne Ortega: Hace un año y 17 días que México no tiene una mujer dirigiendo alguno de los estados.


La secretaria general del CEN del PRI, ex gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, cree que todavía quedan muchos pendientes en la paridad y hay una deuda clara con las mujeres porque actualmente en ningún estado hay una gobernadora.


"Hay un tema de deuda para el género, yo fui la última gobernadora, la última mujer que gobernaba un estado, hace un año y 17 días que México no tiene una mujer dirigiendo alguno de los estados y hoy creo que sería el reto, el mío, poder capacitar y darles la oportunidad de la competencia a las mujeres que estén dispuestas a competir por un cargo de elección popular".


Ortega propone que no sea un asunto de cuotas sino que se les valore por su talento, dedicación y disciplina.


La ex gobernadora cree que sería "fenomenal" que la mitad de los estados estuvieran gobernados por mujeres y destacó que en esos procesos electorales serían los ciudadanos quienes tomarían la decisión por la capacidad de los candidatos o candidatas.


- Cecilia Romero: No solo se requiere aumentar el número, sino calidad y capacidad de mujeres que llegan a ocupar cargos públicos.


La secretaria general del CEN del PAN, Cecilia Romero, piensa que en 60 años se ha avanzado de manera muy importante en los derechos de la mujer, en todos los sentidos, no solo en lo electoral, pero detecta dos principales pendientes.


"Tampoco dejar la práctica de las acciones afirmativas que garanticen que la mujer estará en la vida pública... Lo que falta tiene que ver con una mucho mayor conciencia de la razón por la cual es importante que la mujer esté en la vida pública, no solamente aumentar en el número de mujeres, sino aumentar en la calidad y en la capacidad de aquellas mujeres que llegan a obtener cargos públicos para la toma de decisiones".


- Eufrosina Cruz: Que las mujeres indígenas que quieran estar en la política puedan hacerlo.


La diputada panista, Eufrosina Cruz, pide a los legisladores que aprueben la iniciativa que ella presentó hace dos semanas para reformar el artículo 2 constitucional para que se garantice el derecho de las mujeres indígenas a votar y a ser votadas.


“Para que las mujeres indígenas que quieran estar en la política puedan hacerlo es necesario que se apruebe mi iniciativa porque sino nosotras vamos a quedar en lo mismo, ya que muchas veces la práctica de los usos y costumbres nos impide votar y ser votadas”.


- Malú Micher: La mitad de las gobernadoras en el país tenemos que ser mujeres.


La diputada del PRD, Malú Micher, dice que hay muchos pendientes en este tema y que por lo pronto, lo primero que debería ocurrir es que la mitad de los gobiernos de los estados los encabecen las mujeres.


"(Pendientes) hay muchos, por lo pronto tenemos que ser, la mitad de las gobernadoras en el país, tenemos que ser mujeres".


Mujeres en la política:


- Mujeres que han sido candidatas presidenciales: Rosario Ibarra, Patricia Mercado, Marcela Lombardo, Cecilia Soto y Josefina Vázquez Mota.


- Hasta 1980 llegó una mujer al gabinete: Rosa Luz Alegría, secretaria de Turismo.


- En el actual gabinete: Hay tres mujeres secretarias, en Turismo, en Desarrollo Social y en Salud.


- De 56 subsecretarías, sólo 10 las ocupan mujeres. Ninguna en Sedena o la Secretaría de Marina, donde las mujeres no llegan a los puestos más altos. En este gobierno hay sólo una subprocuradora de justicia (Mariana Benítez).


- El sexenio pasado, empezó con más del 20 por ciento de mujeres en el gabinete.


- En la historia de México sólo ha habido seis gobernadoras, incluida Rosario Robles como jefa de gobierno del Distrito Federal, que no fue designada en elección popular, sino suplente de Cuauhtémoc Cárdenas. Las otras: Ivonne Ortega y Dulce María Sauri en Yucatán, Beatriz Paredes en Tlaxcala, Amalia García en Zacatecas y la primera, en 1979 Griselda Álvarez Ponce de León en Colima.


- En la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no hemos pasado de dos mujeres ministras.