Urge Anaya a regresar al Ejército a los cuarteles

“Indispensable para la debida protección de los derechos humanos, instituciones de seguridad profesionales y altamente confiables”.
El dirigente nacional del blanquiazul.
El dirigente nacional del blanquiazul. (Ariana Pérez/Archivo)

México

El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, urgió la creación de un marco legal que trace la ruta del regreso del Ejército a los cuarteles y destacó que las labores de vigilancia provocaron el abandono de los cuerpos policiacos en muchos estados.

En un comunicado, el dirigente hizo un reconocimiento al Ejército y a la Marina, al señalar que han mantenido, hasta donde ha sido posible, la paz y la tranquilidad en el país, desempeñando funciones para las que no fueron preparados.

Explicó que "ante la desaparición de las policías locales y su sustitución por las fuerzas armadas, se olvidó casi por completo en muchos estados la atención a la seguridad cotidiana y los delitos del fuero común. Además de que no se han establecido tiempos claros ni metas precisas para acotar la permanencia del Ejército en las calles".

" Una cosa es prepararse para la guerra y otra hacerlo para realizar labores de seguridad pública", dijo Anaya, al tiempo que expresó el "más amplio reconocimiento y solidaridad de Acción Nacional a las fuerzas armadas de México, por la labor que han desempeñado para resguardar nuestro bien más preciado: la paz y seguridad de las familias".

Anaya destacó la valiosa participación de las fuerzas armadas para retomar el control de zonas vulneradas por la delincuencia organizada.

El dirigente panista señaló que ante la emergencia de seguridad que vivía el país, solo el Ejército y la Marina Armada de México estaban en condiciones de hacer frente al problema en el corto plazo. En contraparte, dijo, muchas autoridades locales, en vez de actuar con responsabilidad para tener policías confiables, prolongaron su abandono, con las consecuencias que hoy están a la vista.

Subrayó que al día de hoy no existen políticas públicas suficientes para la profesionalización de las policías y otros cuerpos de seguridad, que permitan paulatinamente relevar a las fuerzas armadas de sus tareas de seguridad interior y combate al crimen organizado.

"Debe haber un compromiso temporal por parte de los gobiernos federal y locales para tener policías confiables que se hagan cargo de velar por la seguridad pública".

Asimismo señaló que "es indispensable para el estado de derecho y para la debida protección de los derechos humanos que las tareas de seguridad estén lo antes posible en manos de instituciones profesionales y altamente confiables".