Los 'anarquistas', según el Cenapi

En los últimos años evolucionaron en su ideología y tácticas para protestar, “propias de la subversión”, afirma
Estos grupos “privilegian la generación del terror”, según el reporte
Estos grupos “privilegian la generación del terror”, según el reporte (Octavio Hoyos)

México

Los grupos anarquistas en México actualmente operan como "guerrilla urbana", pues en los últimos años evolucionaron en su ideología y en sus tácticas para protestar, que son "propias de la subversión", así lo identificaron autoridades federales en materia de inteligencia.

De acuerdo con un informe del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), se detectaron agrupaciones de esta ideología, como el denominado Individualidades Tendiendo a lo Salvaje, el cual se desprende de una red de anarquistas con presencia en Chile, España, Francia e Italia.

Según el informe contenido en el oficio 1/3/XV/17533/11, se indica que las acciones "violentas" de estos grupos estaban motivadas principalmente por la defensa de los animales y contra la nanotecnología; sin embargo, en los últimos años evolucionaron.

"En relación a las zonas y formas operación, se señala que el anarquismo en México ha venido evolucionando en su origen, dado que sus acciones violentas estaban motivadas por la defensa de los animales; posteriormente, sus operaciones adoptaron tácticas de guerrilla urbana, propias de la subversión.

"Actualmente, de acuerdo con su modus operandi, no atacan instituciones sino individuos en concreto que trabajan en el desarrollo de la nanotecnología, subrayando que su objetivo es mutilar e incluso asesinar a quienes, bajo su óptica, han reducido la tierra a desperdicio urbano", indica el documento que forma parte de la averiguación previa PGR/SEIDO/UEITA/194/2014, relacionada con los detenidos en el Zócalo el pasado 20 de noviembre.

Según el informe fechado el 25 de octubre de 2011, los grupos con esta ideología en México reivindican su similitud con el pensamiento del anarquista chileno Mauricio Morales, "al que han calificado de ser un verdadero individualista, cuyo objetivo era la destrucción de la sociedad".

También tienen como referencia al matemático estadunidense Theodore John Kaczynski, Unabomber, "crítico de la sociedad anarquista y conocido por enviar cartas bomba motivado por su análisis de la sociedad moderna tecnológica".

De igual forma, consta en los oficios 1/3/XI/14824/2010, 1/3/XIV/18542/10, 1/3/XV/14875/11, 1/3/XV/17533/11, 1/3/XIV/2231/12, realizados por el Cenapi entre el 14 de septiembre de 2010 y el 30 de enero de 2012, la identificación de casi una decena de estos grupos.

Se trata de los denominados Células Autónomas de Revolución Inmediata-Praxedis G. Guerrero, Núcleo Insurrecto Sole-Baleno, Conspiración de las Células del Fuego-Federación Anarquista Informal México, Frente Subversivo de Liberación Global, Frente de Liberación Animal, así como Columnas Terroristas de Ixs Revolucionarixs de Negro.

El documento puntualiza que los anarquistas no tienen una estructura piramidal o de mando, "y su principal objeto es atentar contra las instituciones financieras o empresas que representa un símbolo del sistema capitalista."

"Privilegian la generación de terror, zozobra en la comunidad científica mediante el envío de artefactos explosivos contra investigadores y académicos con especialidad en nanotecnología, robótica en ingeniería genética, quienes desde su perspectiva "pretenden la domesticación de la naturaleza"".

Incluso, el Cenapi cuenta con un registro de tres atentados reivindicados por Individualidades Tendiendo a lo Salvaje, contra investigadores de la Universidad Politécnica Valle de México, así como del Tecnológico de Monterrey.

Estos ataques se concretaron entre abril y agosto de 2011 contra Alberto Camacho Olguín, titular de la carrera de nanotecnología de la primera universidad, y Armando Herrera Corral, coordinador del Centro de Desarrollo Empresarial y Transferencia de Tecnología del Tec de Monterrey, campus Atizapán, quien resultó lesionado por la explosión de un paquete bomba enviado por integrantes de dicha célula delictiva.