No hubo amenazas previas a atentado, dice Procurador

Adrián de la Garza Santos agregó que tampoco se ha establecido hacia quienes iba dirigido el ataque, pues todos resultaron con múltiples balazos.
El atentado tuvo lugar sobre la avenida Constitución y Venustiano Carranza.
En el ataque fallecieron tres personas. (Carlos Rangel)

Monterrey

La Procuraduría de Justicia aún no ha establecido en contra de quién iba dirigido el ataque a balazos que se registró la tarde del lunes en la avenida Venustiano Carranza y Constitución, en Monterrey, donde tres personas perdieron la vida y una más resultó herida.

Debido a que los cuatro tripulantes recibieron múltiples impactos de bala, no es posible determinar si uno solo de los hombres era el objetivo, por lo que no se descarta ninguna línea de investigación, declaró el procurador de Justicia, Adrián de la Garza Santos.

"La forma del ataque fue muy directa, cualquiera pudo haber sido víctima, todos no recibieron uno solo (balazo), la suerte del que estaba adentro era evidente que iba a resultar muy herido", mencionó.

El procurador informó que los familiares del líder de la CNOP descartaron haber recibido amenazas.

"La familia dice que no tuvieron ninguna amenaza, que no había ninguna advertencia que pudieran pensar que les pasaría eso", señaló

Se investiga también si la actividad de las víctimas, de las cuales Artemio González Wong era ex coordinador operativo de policías municipales; Eloy Alejandro Amaro Martínez, ex elemento de Tránsito de Monterrey; Marco Antonio Limas de la Cruz, desempeñaba un cargo en el Ayuntamiento regiomontano y el herido José Humberto Reyes, líder de la CNOP en Monterrey, motivó el ataque.

"Tenemos varías no queremos descartar ninguna, conforme se van recabando las pruebas y desahogando podemos seguir estableciendo una línea de investigación más firme. Ninguna línea está descartada", dijo.

La agencia del Ministerio Público que lleva a cabo la investigación ya tiene en su poder los vídeos de las cámaras de seguridad y vialidad que pertenecen al C5, mientras que ya se solicitaron las pertenecientes a Monterrey y San Pedro, y se está procesando la información de los GPS de las patrullas que estuvieron cercanas a la zona del crimen, aseguró el procurador.

El funcionario hizo énfasis en que este hecho violento no pone en duda las estrategias de las corporaciones de seguridad locales.