PRI registra Alianza por tu Seguridad

El tricolor irá junto con el Panal, PVEM, Cruzada Ciudadana y Partido Demócrata en la elección para gobernador y los 51 municipios, pero no así en el caso de las diputaciones locales.
Los dirigentes de los partidos políticos registraron la coalición a las 23:48.
Los dirigentes de los partidos políticos registraron la coalición a las 23:48. (Daniela Mendoza Luna)

Monterrey

El Partido Revolucionario Institucional y otros cuatro institutos políticos formarán la Alianza por tu Seguridad para contender en las próximas elecciones, a celebrarse el 7 de junio de 2015 en el estado de Nuevo León.

El PRI, Partido Nueva Alianza, Partido Verde Ecologista de México, Cruzada Ciudadana y Partido Demócrata integrarán una coalición flexible, que consiste en contender juntos para el cargo de gobernador y los 51 municipios del estado, dejando fuera las diputaciones locales, en las que cada instituto político tendrá la libertad de postular sus propios candidatos.

Eduardo Bailey Elizondo, del PRI; Juan Antonio Rodríguez, del Panal; Édgar Salvatierra, del Partido Verde Ecologista de México; Alain López, del Partido Demócrata; y Luis S. Farías, de Cruzada Ciudadana, registraron la coalición a las 23:48 en la Oficialía de Partes de la Comisión Estatal Electoral.

Por primera vez, desde su fundación en 2005, el Panal uniría fuerzas con el PRI, luego de la separación hace casi 10 años provocada por la salida la ex dirigente sindical Elba Esther Gordillo.

No ha requerido el apoyo de coaliciones en Nuevo León, y ha obtenido números superiores al PT y al PRD. Este año ganó un ayuntamiento, una diputación local, la primera a nivel nacional y meter al Congreso a otros diputados por representación proporcional.

Según la Ley Electoral del Estado, es con la elección al Congreso local con la que se cuantifican los votos finales, número que sirve como parámetro al entregar las prerrogativas económicas ordinarias y también las correspondientes en año electoral.

A partir de 2012, los partidos en coalición, aunque presenten un nombre o logotipo en conjunto, en la boleta electoral los logotipos vienen separados para que los ciudadanos emitan su sufragio por el instituto político, además de por el candidato.

Por ello, el partido con mayor presencia, en este caso el PRI, no podrá “repartir” porcentajes de votación para que estos institutos políticos puedan conservar su registro, por lo que de no obtener 3%, desaparecerán.

En el caso del Partido Verde, obtuvo en 2012 un 5.2% de los votos, con los que conservó su registro, pero no pudo “colar” a ninguno de sus candidatos en el Congreso.

De los otros partidos coaligados, Partido Demócrata y Fuerza Ciudadana, el PRI otorgó a cada uno 2.5% de sus sufragios en coalición; no obstante en este caso, al dividirse en votos totales, ambos quedaron en 0.8% de los sufragios totales de la elección.

En aquella ocasión, fue suficiente para que conservaran una silla en la Comisión Estatal Electoral y prerrogativas económicas, pero con el cambio a la Ley Electoral, donde el porcentaje mínimo de votación para obtener el registro subió de 1.5 a 3 por ciento, ésta quizá sería la última elección de estos dos institutos políticos.