Alerta el PRI por un posible veto al presupuesto 2017

Para evitarlo, el líder tricolor, Marco Antonio Valdez, dijo que dejarán pendiente la deuda de la Red Estatal de Autopistas (REA) hasta que salga el presupuesto del próximo año.

Monterrey

La bancada del PRI en el Congreso local alertó por un posible veto del Gobierno del Estado al presupuesto de 2017 para Nuevo León.

Luego de que el Gobierno del Estado decidiera vetar dos nuevas leyes, Marco Antonio González Valdez, coordinador de la bancada priista, manifestó que prevén que haya un enfrentamiento con el paquete fiscal del próximo año.

"El riesgo está en a ver si no salen con la cantaleta que nos vetan el presupuesto, porque es una estrategia que ellos pudieran tener, vetan el presupuesto y siguen trabajando con el presupuesto del año pasado.

"Nos están confrontando sin necesidad, nosotros queremos trabajar", afirmó el diputado priista.

Para evitar que se vete el presupuesto, el líder de la fracción del PRI dijo que dejarán pendiente la deuda de la Red Estatal de Autopistas (REA) hasta que salga el presupuesto de 2017.

"Vamos a usar (la REA) como una estrategia de seguridad y tener la certeza de que no vayan a vetar el presupuesto.

"Como estamos viendo, cómo va la sintonía de este gobierno, es vetar por vetar y no me extrañaría que nos llegaran a vetar (el presupuesto)", comentó.

González mencionó que lo que implicaría el veto al presupuesto sería utilizar el inercial de 2016, sin embargo, mencionó que no se incluiría las necesidades para la entidad.

Respecto a los vetos de la Ley de Mecanismos Alternativos para la Solución de Controversias y de la Ley que Crea el Registro Estatal de Asesores Inmobiliarios, los legisladores del PRI, PAN y Movimiento Ciudadano coincidieron en que el mandatario estatal, Jaime Rodríguez Calderón, sólo busca confrontar y discutir.

"Que él no nos apruebe nuestras propuestas es una falta de cortesía, finalmente lo que estamos haciendo son cosas buenas para Nuevo León, en ningún momento es pegarle al Gobierno", mencionó el coordinador de la bancada del PRI.

Cuestionó que a poco más de un año de haber iniciado se hayan dado unos 10 vetos y no se haya concretado un diálogo entre Estado y Poder Legislativo.

Arturo Salinas Garza, líder de la fracción panista, manifestó que estos vetos solo es un "capricho" de la autoridad estatal.

"Quizá les dé envida que nosotros sí trabajamos y ellos no. Es un tema de capricho, es un tema de demostrar quién puede más y creo que esto al final del día quien pierde es Nuevo León", dijo esto al asegurar que se consensaron las leyes con los ciudadanos.

Samuel García Sepúlveda, diputado de Movimiento Ciudadano, destacó que estos vetos no abonan a una relación entre el Legislativo y el Ejecutivo.

"Si hubiera habido comunicación, esto no pudo haber salido bien en el dictamen y no habría necesidad de vetos, entonces contrario a lo que quisieran los nuevoleoneses que es un diálogo y que estemos en consenso Ejecutivo y Legislativo esto es todo lo contrario, es una pelea jurídica de vetos y de controversias constitucionales", apuntó.

EMB