Hubo chantaje de panistas, estima el alcalde de Cadereyta

José Santiago Preciado Robles señaló que trabajará normalmente con los funcionarios que nombró encargados de despacho.
Los regidores protestaron en sesión de Cabildo.
Los regidores protestaron en sesión de Cabildo. (Raúl Palacios)

Cadereyta

El alcalde José Santiago Preciado Robles calificó como chantaje la actitud de los regidores y síndicos de su propio partido al "tumbar" a los integrantes de su Gabinete de Cadereyta, por lo que debió nombrarlos legalmente como encargados del despacho.

El munícipe afirmó que son legales sus propuestas de los funcionarios que ahora ocupan las oficinas del Ayuntamiento, Contraloría y Tesorería.

Sin embargo, consideró que la posición que han tomado regidores como Eduardo Leal, quien es dirigente estatal del PAN juvenil, es de chantaje. 

¿Cabe la palabra chantaje lo que está haciendo el Cabildo actual?
“Pues, si lo queremos ver como chantaje, se puede ver como chantaje, pero en base al trabajo es como tienen que entender que tenemos que tener ese cambio de actitud”, respondió Preciado Robles.

Los panistas Roberto Mendoza, síndico segundo, y Leal, son quienes más cuestionaron las propuestas del alcalde, también de extracción albiazul, pero sus homólogos de oposición (PRI, PVEM y Movimiento Ciudadano) votaron a favor.

Las propuestas desechadas abarcaba a Arnoldo Ledezma Martínez, de quien afirmaron no cumple el perfil como secretario del Ayuntamiento, ya que estaba involucrado en supuestos "moches" en Monterrey con Margarita Arellanes.

Además, fueron rechazas las propuestas para nombrar a Juan Francisco Martínez Reyes como secretario de Finanzas; y a David Reginaldo Ramírez García como contralor.

Por su parte, el alcalde afirmó que las reuniones de Cabildo serán ásperas, pero que podrá trabajar con toda normalidad.

“Yo siento que vamos a hacer un poco ríspidas las sesiones Cabildo que tengamos, pero confío en que conforme vayamos avanzando y viendo resultados se enteren de lo que estemos haciendo, ellos tiene que ir cambiando su actitud.

“Los encargados del despacho no tienen vigencia, vamos a trabajar y venimos a trabajar mis secretarios, que están en la misma línea de servir a la comunidad, en base a los resultados y al trabajo que hacemos”, señaló Preciado Robles.

El munícipe dijo que cuando invitó a los secretarios no se fijó que fuera integrante de un grupo o de otro sino que tuviera capacidad.

“No me ando fijando en los grupos, yo veo perfiles, en la capacidad y la experiencia, que es lo que queremos para Cadereyta, que buscamos sea un municipio ejemplar”, señaló.

El alcalde de Cadereyta descartó que esté acéfalo su municipio con encargados del despacho, ya que puede legalmente trabajar de esa forma. 

“No, esto va a continuar con los encargados de despacho y tampoco podemos hablar de un proceso de legalidad o ingobernabilidad”, manifestó.