Diputado pide a electores votar libremente

El legislador panista Alberto Coronado solicita a ciudadanos no cambiar “una semana de buen comer por seis años de mal gobierno”.
El legislador panista Alberto Coronado.
El legislador panista Alberto Coronado. (Carlos A. Rangel)

Monterrey

Además de invitar a los políticos a hacer campañas de altura en los tiempos que dicta la ley, el diputado federal del PAN, Alberto Coronado, señaló que el llamado más importante es a los ciudadanos para que acudan a votar en su momento y no se dejen coaccionar o comparar.

Previendo una elección de Estado, en la que gane el abstencionismo, el panista dijo que en 2009 por cada dos ciudadanos que votaron uno no fue, y además hubo circunstancias desde el aparato estatal, como condonar el precio del servicio del agua que después se revirtió.

“No sé qué vayan a regalar ahora  (…) yo quisiera pedir a los ciudadanos que no cambien sus votos en 2015, que no lo cambien por una semana de buen comer, a seis años de un mal gobierno”, dijo.

Con relación a los funcionarios públicos con aspiraciones a otros puestos de elección popular, dijo que no se puede “tirar los cohetes y estar en la procesión”, por lo que pidió especialmente a los políticos de su partido seguir concentrados al 100 por ciento haciendo su labor.

“Yo veo que hay en todos un ánimo de trabajar al 100 por ciento, y si bien no son perfectos, debo reconocer y aplaudir que es algo que al final del día le quitan hasta tiempo a su familia por estos proyectos para el 2015.

“Estamos trabajando con mucho ánimo y muchas ganas, nunca hemos sido perfectos ni lo vamos a ser, tenemos áreas de oportunidad, pero estoy convencido que haremos un buen papel en las elecciones de 2015, mucho va a depender de los ciudadanos y de su participación”, concluyó.

En cuanto a los aspirantes a la gubernatura reconoció a Mauricio Fernández, Margarita Arellanes, Felipe de Jesús Cantú y Fernando Margáin, lo cual reconoció como muy positivo, porque eso quiere decir que hay muchos buenos elemento de los cuales tomar a mano.

“De favoritos no podemos hablar, como dicen por ahí, en política lo único seguro es lo que ya pasó”, concluyó.