Gobierno federal prefiere privatizar que invertir: PT

El presidente de partido, Alberto Anaya, acusó al gobierno federal de permitir la inversión extranjera en lugar de una política que la limite y reactive los sectores productivos.
 Alberto Anaya criticó la entrada al mercado de firmas expendedoras de gasolina extranjeras.
Alberto Anaya criticó la entrada al mercado de firmas expendedoras de gasolina extranjeras. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Alberto Anaya Gutiérrez, presidente nacional del Partido del Trabajo, aseguró que las medidas económicas del gobierno federal sólo demuestran el planteamiento neoliberal seguido por décadas de regímenes priistas y panistas, que bajo ninguna circunstancia se han reflejado en bienestar y un mejor nivel de vida para los mexicanos.

"Es necesario que la actual administración cambie su visión en el manejo de la economía, que probado está, es errática, sometida a las políticas neoliberales impuestas por Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, sacrificando el bienestar del pueblo mexicano", dijo.

Comentó que la privatización de Petróleos Mexicanos fue un retroceso para el país, "y puso a México en una situación de desventaja a nivel mundial", ya que la premisa de asociaciones con la iniciativa privada para incrementar la producción de crudo e incorporar reservas, no es factible hasta no sanear a la paraestatal y volverla competitiva a nivel internacional.

TE RECOMENDAMOS: PT pide votar en contra de la Ley de Seguridad Interior

Subrayó que en este panorama "prevalece la visión neoliberal de privatizar a las empresas del Estado", antes que buscar nuevas medidas para fortalecer a Pemex y convertirla en la empresa del futuro.

Criticó la entrada al mercado de nuevas firmas expendedoras de gasolina, "pues principalmente se abrió la competencia a empresas extranjeras, cuyo único propósito es incrementar sus ganancias".

Afirmó que pese a que México se ubica entre los grandes exportadores de petróleo, importa 50 por ciento del total de la gasolina y diésel que se consume a nivel nacional, "porque no tiene la capacidad de refinación para satisfacer la demanda interna y no cuenta con instalaciones para procesar los crudos pesados que se producen".

Anaya Gutiérrez propuso que se debe retomar el planteamiento de construir nuevas refinerías que permitan procesar el petróleo que se extrae y evitar la importación del combustible procesado a un costo elevado, "más aún, ahora que se anunció el descubrimiento de un nuevo yacimiento en Cosamaloapan, Veracruz".

Recordó que de acuerdo con estimaciones del gobierno federal, en 2017 se habrán importado 616 mil 200 barriles diarios de gasolina y diésel, con un costo que superará los 12 mil 500 millones de dólares.

"El Partido del Trabajo se opuso en enero pasado al gasolinazo y desde entonces ha sido una voz crítica que refleja la irritación social de la ciudadanía".

Agregó que para hacer frente a la crisis por la que atraviesa el país se requiere de una política que reactive los sectores productivos, invertir en refinerías, equipo técnico, investigación, disminuir la importación de gasolina, limitar la inversión extranjera en la explotación de nuestros recursos, "y recuperar la soberanía energética", finalizó.


EB