Carstens: Trump se ve conciliador; ya no es ‘huracán 5’

El funcionario contempla la posibilidad de que haya una nueva alza en las tasas de interés, dependiendo de la decisión que tome la Fed en un par de semanas.
El gobernador del Banco de México.
El gobernador del Banco de México. (Juan Carlos Bautista)

México

Aunque es incierta la política económica que implementará el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, el escenario con el próximo mandatario se ve un poco más conciliador, y si bien todavía no es una lluvia tropical, “ha estado disminuyendo la magnitud” del huracán categoría 5, señaló el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

En entrevista radiofónica, el gobernador dijo que hasta el momento lo que se ha tratado de hacer es armar un rompecabezas sin todas las piezas y eso se ha reflejado en los mercados de diferentes maneras, una y quizá la más importante es que el dólar se ha apreciado contra todas las monedas.

Explicó que ayer el dólar alcanzó su nivel más alto en 13 años y, sin duda, entre las divisas más afectadas estuvo el peso, lo que puede generar con el tiempo presiones inflacionarias y, dado que el mandato del Banxico es mantener una inflación base y estable, se decidió incrementar la tasa de interés referencial en 50 puntos base.

Carstens detalló que la decisión de elevar dicha tasa de 4.75 a 5.25 por ciento no persigue el objetivo de tener un tipo de cambio preciso, sino de contener presiones inflacionarias y se espera que las tasas de interés de mediano y largo plazo se mantengan relativamente estables.

Abundó que el alza no fue mayor porque de hacerlo se impondría un costo mayor a la economía: “Quiere decir que sea el menor costo para la actividad económica, sin duda mayores tasas de interés pueden afectar al consumidor, a las empresas, entonces, hay que aplicarla —por decir así — la medicina, pero no generar una sobredosis”.

No obstante, agregó, no se descarta otra alza de tasas en lo que resta del año porque se espera que la Reserva Federal de EU suba su tasa de interés y eso será uno de los determinantes que vigilará.

El gobernador del instituto central abundó en que se van a ponderar las circunstancias y una cosa que hay que tomar en cuenta es que ésta no es una medida aislada, de hecho, resaltó, con cierta oportunidad se inició el alza de tasas en México desde diciembre del año pasado y, desde ese entonces, las tasas han aumentado ya 225 puntos base, mientras que EU solo las ha elevado 25 puntos.

Entonces, “sí vamos a estar muy al pendiente de lo que haga la Reserva Federal en una reunión que va a tener en un par de semanas, ahí valoraremos las circunstancias, pero sin duda sí va a ser un factor que va a estar sobre la mesa”.

Para Carstens, el peso mexicano está subvaluado y no descarta la posibilidad de que se aprecie un poco en los próximos meses, y reiteró la importancia de mantener fundamentos económicos sanos.

Resaltó que además de un inicio oportuno en el alza de tasas, ha habido un esfuerzo ya consecutivo, de por lo menos dos años, en mantener una política fiscal más restrictiva, de buscar bajar las deudas respecto al producto interno bruto (PIB).

Asimismo, Agustín Carstens, de manera muy contundente, Pemex presentó un plan de negocios muy agresivo que le quita contingencias fiscales a la economía, al tiempo que se han hecho las reformas estructurales que poco a poco están dando resultados.

CLAVES

PRONÓSTICOS

Previo a la elección, Carlos Slim dijo que los planes de Trump podrían “destruir” la economía de EU al tiempo que señaló, en broma, que construir un muro fronterizo no tendría sentido debido a los túneles que construyen los narcotraficantes.

En septiembre pasado, Carstens señaló que en caso de que el republicano llegara a ser presidente de Estados Unidos, significaría para México “un poderoso huracán mayor a categoría cinco”.