Dialogaría alcalde con Estado sobre su seguridad personal

Adrián de la Garza expresó que está dispuesto a acatar lo que disponga la autoridad estatal; aclara que los policías municipales no tienen la capacidad para fungir como escoltas.

Monterrey

El alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza Santos, declaró que está dispuesto a dialogar con el estado la posibilidad de regresar los elementos de seguridad que le fueron asignados luego de su paso por la Procuraduría de Justicia de Nuevo León.

Aunque se rumoró que tenía 40 agentes ministeriales para su custodia, explicó que la cantidad es menor, sin embargo declinó dar la cantidad.

Expresó que no ha recibido ningún oficio de parte del Estado en relación a los escoltas con que cuenta.

“No me ha llegado el oficio. No son 40 elementos lo que se tienen. Quisiera reservarme, obviamente, por motivos de seguridad personal la cantidad de elementos con los que se cuenta, pero no son 40 elementos. Sí. Seguimos con protección del Estado.

“Yo creo que es un tema que tenemos que platicarlo con el Gobierno del Estado. Lo que el Gobierno indique lo vamos a llevar a cabo, pero con mucho gusto atenderemos la solicitud del Gobierno del Estado. Lo que nos indiquen”, dijo.

Comentó que hay que estar conscientes de la problemática que se enfrentó a nivel estatal, en cuanto a la inseguridad que se vivió y a la presencia del crimen organizado, que originaron que él requiriera de una seguridad de ese nivel.

El edil fue cuestionado en cuanto a que si podrían los policías municipales hacerse cargo de su seguridad, y respondió: “Definitivamente no tienen ni la capacidad, ni la infraestructura, ni el conocimiento de la problemática que se enfrentó. Acordémonos que cuando yo tomé el cargo de la Procuraduría, Nuevo

León atravesaba la peor época de inseguridad que ha tenido. Como datos, llegamos a tener hasta, en promedio, de 12 a 13 homicidios diarios.

“Había una lucha frontal contra la delincuencia organizada. Asumimos la responsabilidad, el cargo con toda responsabilidad. Llegamos a tener inclusive, 73 robos de vehículos diarios en aquel entonces, la mayoría con violencia. Logramos reducir, a base de trabajo y de enfrentamiento con estos grupos, hasta nivel de siete vehículos diarios, es decir, de 73 a siete”, declaró.

Expresó que además enfrentaron otro tipo de problemática, como la de los secuestros, que eran a diario, y que antes de concluir su paso en la Procuraduría, lograron llegar a cero secuestros al día.