Denuncian adeudo de la SEP a trabajadores freelance

Alrededor de 300 trabajadores no han recibido su pago por participar en la elaboración de los Libros de Texto Gratuito 2013.
Libros de texto de la SEP
Libros de texto de la SEP (Alejandro Domínguez )

Ciudad de México

Trabajadores freelance denunciaron que la Secretaría de Educación Pública adeuda pagos por un monto de 60 millones de pesos a 300 personas que participaron en la elaboración de Libros de Texto Gratuito en 2013.

"La justificación que nos dan en la SEP, es que Hacienda recoge el dinero en diciembre (2013), porque nadie lo gestionó y se quedan sin dinero para pagar y estamos todos los trabajadores esperando este pago", señaló Paulina Domínguez, trabajadora afectada.

En conferencia de prensa, los trabajadores freelance que conforman la campaña "SEP Págame" explicaron que diversos profesionistas, entre editores, correctores de estilo, ilustradores y compiladores colaboraron para la dependencia sin un contrato firmado, y solo con un compromiso verbal de mayo a diciembre de 2013.

"Nos dijeron que no había ningún problema, que los contratos en la SEP se firman hasta que se entrega y se paga. Tenemos cotizaciones, las invitaciones al trabajo, los acuses de nuestro trabajo realizado, pero no tenemos ningún papel que diga cuando nos van a pagar", lamentó María del Carmen Álvarez, quien hace un año colaboró en la elaboración de los libros.

Los afectados señalaron que en diversas ocasiones tuvieron encuentros con funcionarios de la SEP, sin que se les de certeza de su pago.

"Los trabajadores que colaboramos con estos Libros de Texto, que ya están circulando en las escuelas sin que se nos haya pagado y que entregamos hace un año, hemos venido con promesas este tiempo y no hemos visto nada concreto. Va un año y no tenemos ni contrato, ni nada. Sabemos que el presupuesto se cierra el 15 de noviembre y es la fecha que no tenemos certeza de nada, solo promesas", agregó Paulina Domínguez.

Los 300 freelance afectados colaboraron en la elaboración de ejemplares para preescolar a secundaria, que corresponden a la llamada nueva generación de libros de textos impulsada por la administración de Emilio Chuayffet, previó a que se dieran a conocer los 117 errores ortográficos detectados en los libros que fueron fabricados en 2012 y distribuidos en 2013 en las escuelas del país.