Arzobispo pide a funcionarios públicos no adelantarse

Rogelio Cabrera López indicó que es peligroso que los servidores públicos se adelanten a las campañas porque no se concentrarían en su actual labor. 
El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López.
El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López. (Foto: Raúl Palacios)

Monterrey

Porque se pueden descuidar sus tareas actuales, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, llamó a los funcionarios que buscan un puesto popular en 2015 no adelantarse en su promoción.

Entrevistado al término de la misa dominical, en la Catedral de la capital de Nuevo León, el prelado instó a los servidores públicos a seguir con sus labores.

“Es peligroso (adelantarse a las elecciones de 2015), porque se descuida las tareas que tiene cada gobernante actualmente, ojalá nadie se adelante para que nadie se distraiga en los deberes que debe cumplir”, manifestó.

A un año de las elecciones, Cabrera López sugirió a la ciudadanía fomentar un panorama de democracia y responsabilidad.

“México tiene que crecer en espíritu democrático, que significa mayor responsabilidad de los ciudadanos y también cumplimiento de todas las promesas que hacen quienes quieren gobernar”, destacó.

En tanto, a los integrantes de los partidos políticos llamó a no prometer iniciativas que no cumplirán.

“Que nadie prometa más de lo que puede hacer y que ningún ciudadano descuide los deberes que le corresponden”, destacó.

En torno a si en Nuevo León pudiera tener una gobernadora, el arzobispo dijo que serán los ciudadanos quienes tomarán la mejor opción.

“No es cuestión de que sea hombre o mujer, se ha demostrado que tanto hombres como mujeres pueden gobernar bien, como también hombres y mujeres tienen el riesgo de no gobernar bien”, destacó.

Este domingo, MILENIIO Monterrey publicó que el presidente de la CEE advirtió de sanciones a los “adelantados” que utilizan panorámicos, parabuses o espectaculares para promover su imagen a un año de las contiendas electorales en la entidad.

Las sanciones hacia los 15 representantes políticos que han promocionado su imagen, de acuerdo con la Comisión Estatal Electoral (CEE), podrían ir desde una advertencia administrativa, una multa económica, o bien, una revocación de la posible candidatura al puesto de elección popular en Nuevo León.