Se adaptan encuestadoras a tiempos modernos

El político John Sudarsky mencionó que la opinión pública cambia de un momento a otro debido al mecanismo de difusión que producen las redes sociales.  

Monterrey

Ante el auge de las redes sociales, la forma de operar de las encuestadoras, sobre todo las dedicadas a temas políticos y de candidatos a elecciones, se ha tenido que ir modificando y adaptando a los tiempos modernos, coincidieron especialistas en opinión pública.

Tras la conferencia "Democracia en Latinoamérica ante los retos actuales", la cual inauguró el 7mo. Congreso Latinoamericano, el político John Sudarsky, dijo que mientras que hace algunos años, la opinión pública no cambiaba mucho con respecto a un candidato político y a su imagen, ahora, con el nacimiento de las redes sociales, ésta puede ser totalmente diferente de un día a otro.

"Por cosas muy puntuales, accidentales o escandalosas, por el mecanismo de difusión que producen las redes sociales, la opinión cambia de un momento a otro. Entonces, es muy distinto a como se hacían antes las encuestas, donde el electorado era relativamente predecible, y ahora no, porque puede cambiar de un día para otro", señaló.

Adicional a esto, factores como el nivel educativo y una sociedad más informada, han convertido la labor de los encuestadores en algo mucho más difícil, agregó el también ex precandidato a la presidencia de Colombia.

"Hay mucha más volatilidad electoral, antes había toda una cantidad de mecanismos de atar la lealtad del electorado. Por ejemplo, a los partidos ya era suficiente con votar por el mismo partido de toda la vida, pero a medida que la ciudadanía tiene su propia opinión y no depende tanto de los partidos, la volatilidad se multiplica, haciendo más difícil el tema de los encuestadores", apuntó.

Por otra parte, más allá de la credibilidad o mala imagen que pudieran tener, debido a manipulaciones que han hecho en algunas empresas no serias dentro de los resultados, las encuestas van a seguir siendo herramientas protagonistas de los procesos electorales, aseguró el sociólogo Manuel Mora y Araujo.

"Las campañas electorales siguen teniendo la necesidad de un insumo fundamental en las encuestas. Es imposible diseñar una campaña electoral con posibilidades realistas de tener buenos resultados sin el respaldo de encuestas serias", dijo.

"La función más importante de una encuesta en la campaña electoral, no es anticipar el resultado, sino servir para estrategia de los candidatos", incidcó

Con esto último coincidió Alejandro Moreno, vicepresidente de Wapor, quien apuntó que las encuestas, además de servir como un vínculo entre políticos y ciudadanos, sirven para planear a dónde llevar la campaña política.

"Las encuestas les ayudan en un mar de incertidumbre, para saber quiénes están con ellos, quienes en contra, quienes son persuadibles; es decir, esa es la función estratégica", mencionó.

Con casi 70 años desde su fundación, Wapor es una asociación de profesionales de opinión pública, que actualmente tiene alrededor de 600 miembros en distintos países del mundo. Su objetivo es diseminar las metodologías y contribuir al derecho a las encuestas de opinión pública alrededor del mundo.