No convence a oposición acuerdo presentado por Peña

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, dijo que los efectos el acuerdo serán nulos y no servirán para enfrentar los efectos del alza en el combustible sobre la economía familiar. 
El presidente Enrique Peña Nieto presentó una serie de propuestas para proteger el ingreso de las familias mexicanas frente al incremento en los precios de los combustibles.
El presidente Enrique Peña Nieto presentó una serie de propuestas para proteger el ingreso de las familias mexicanas frente al incremento en los precios de los combustibles. (Especial )

Ciudad de México

Las bancadas del PAN y PRD en el Senado descalificaron los alcances del acuerdo económico anunciado hoy por el presidente Enrique Peña Nieto, al señalar que no tiene compromisos sino que se trata de ‘buenas intenciones’ que quedan nulificadas por la inflación y la inestabilidad financiera.

El coordinador perredista Miguel Barbosa y el grupo parlamentario del PAN reafirmaron que buscarán modificar la Ley del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) para reducir el costo de las gasolinas.

TE RECOMENDAMOS: Peña Nieto lanza acciones para fortalecer economía

Barbosa Huerta aseguró que queda anulado por los aumentos escalonados que habrá por el incremento en los precios.

El perredista aseguró  que el llamado “Acuerdo para el Fortalecimiento de la Economía y de la Protección de la Economía Familiar” rememora los formatos del priismo tradicional donde sólo se expresaban las voces y opiniones oficiales, a través de un monólogo y la crítica estaba ausente.

“Lo que realmente expresa este acuerdo es la unidad del gobierno y de la derecha en contra del descontento del pueblo. La firma de este acuerdo fue un acto de apoyo al Presidente. Se trató de una reunión de la plutocracia mexicana y de sus corifeos, los mismos que han llevado al país a la ruina”, aseguró.

Barbosa Huerta sostuvo que los efectos de este acuerdo serán nulos y no servirán para enfrentar el deterioro que tendrán sobre la economía y el bienestar de las familias el alza de los combustibles y sus subsecuentes impactos en todos los productos de primera necesidad.

Manifestó que si el presidente en verdad quiere proteger el ingreso y bienestar de las familias mexicanas tiene que pensar en reformar la Ley de Ingresos 2017, para cancelar el adelanto en la liberalización de los precios de los combustibles.

“Revisar el IEPS y los impuestos a las gasolinas, aprobar una ley de precios máximos a los combustibles e  iniciar un proceso para aumentar a la brevedad  la producción nacional de gasolina”.

TE RECOMENDAMOS: Coparmex critica acuerdo económico federal y no lo firma

El perredista Luis Sánchez dijo que se observa un presidente titubeante, pero es falso, a destiempo, insuficiente y demagógico, porque no hay rumbo y más que ayudar le pone leña al fuego porque no cancela el gasolinazo.

Luis Sánchez dijo que la única salida es echar atrás el alza a los combustibles y que se invierta en Pemex para desarrollar las refinerías y que México produzca sus propias gasolinas, “porque la población no va a parar en sus protestas hasta lograr que se eche abajo”.

A su vez, el coordinador económico del PAN, Francisco Búrquez señaló que la inestabilidad económica provocada por el ‘gasolinazo’ no se resolverá por decreto y habrán de insistir en modificar la Ley de IEPS.

En tanto, la bancada emitió un comunicado donde señala que “carecen de claridad y no van al fondo de solución que se requiere para atender la crisis política, económica y social que aqueja al país. Las propuestas no son novedosas”.

Acción Nacional sostuvo que es necesario disminuir el gasto público en 150 mil millones de pesos, adicionales a los ya anunciados, aprovechando que durante 2015 y 2016 no se llevaron a cabo los recortes anunciados en su oportunidad.

Asimismo, se deben revisar los capítulos de servicios personales y servicios generales del gasto público, para aplicar mayores recortes.

“El anuncio de la reducción del 10 por ciento en los salarios de los altos funcionarios es una buena medida en términos comunicacionales, pero no resuelve en absoluto el tema de las finanzas públicas”, acotó.


OVM