Condena PRI actos vandálicos en Guerrero

El partido Revolucionario Institucional dijo que nadie puede exigir sus derechos por vías contrarias a la ley, por lo que pidió al gobierno estatal brinde protección a sus instalaciones.
Los inconformes prendieron fuego al mobiliario de la sede del PRI en Chilpancingo.
Los inconformes prendieron fuego al mobiliario de la sede del PRI en Chilpancingo. (Javier Ríos)

Ciudad de México

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) condenó los actos vandálicos ocurridos esta mañana en su sede estatal en Guerrero.

A través de un comunicado, el tricolor manifestó su rechazo a la violencia y dijo que más allá de un atentado contra este partido político, es una agresión a la sociedad guerrerense y representa una amenaza para las personas por lo que no debe quedar impune.

"Nadie puede pretender exigir derechos, por vías contrarias a la Ley.

"El ataque orquestado se debe detener. Pedimos enérgicamente al gobierno del estado seguridad para nuestros compañeros y la protección de nuestras instalaciones, pero sobre todo, el restablecimiento del orden legal y de la seguridad de los guerrerenses", agregó.

El PRI reiteró su firme decisión de combatir la violencia con la política.

Por la mañana, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) incendiaron la sede estatal del PRI y posteriormente se enfrentaron con policías antimotines.