PAN pide impedir “invasión” de acero chino y ruso

La fracción panista en la Cámara de Diputados urgió al gobierno federal a emplazar a las autoridades a otorgar beneficios fiscales a la industria siderúrgica nacional.
Guillermo Anaya, diputado del PAN.
Guillermo Anaya, diputado del PAN. (Especial )

Ciudad de México

La fracción del PAN en la Cámara de Diputados urgió al gobierno federal a establecer las medidas necesarias para impedir la invasión de acero barato proveniente de China y Rusia, además de emplazar a las autoridades a otorgar beneficios fiscales a la industria siderúrgica nacional.

Subrayó que el sector acerero representa en México un millón de empleos directos e indirectos, además de generar 2.2 por ciento del Producto Interno Bruto.

“Tanto la Secretaría de Hacienda como la de Economía tienen la llave para solidificar este importante sector de la economía de nuestro país: la primera, con beneficios fiscales en el próximo proyecto de ingresos y egresos; la segunda, con medidas para evitar la invasión china y rusa de acero barato”, puntualizó el diputado Guillermo Anaya.

En representación de la bancada panista en el Palacio de San Lázaro, el legislador coahuilense se refirió a la crisis generada por la sobreproducción de acero en China y Rusia, así como las exportaciones de esos países hacia todo el mundo a precios por debajo de los costos de inversión.

“La crisis del acero en México y en el mundo se debe a que se produjo de más y que las potencias que lo hicieron cuentan además con gobiernos que dan subsidios, los cuales más que competitivos, son ventajosos, y hacen que su acero excedente barato invada nuestros mercados y afecte a las familias trabajadoras del acero”, dijo Anaya.

Dicha situación ha puesto en riesgo miles de empleos en diversos estados del país, aunque el gobierno federal, los empresarios del sector y los propios trabajadores perfilaron acciones para evitar el despido de personal y el cierre de las industrias.

En ese contexto, el grupo parlamentario de Acción Nacional instó a las secretarías de Economía y de Hacienda a proteger la industria mexicana, cuyo futuro está en sus manos.

“Si bien pudiera parecer poco, en México la siderurgia implica 2.2 por ciento del Producto Interno Bruto, que es muchísimo dinero, y de eso dependen prácticamente un millón de empleos de forma directa e indirecta; nos urge acción y no se puede perder más tiempo”, advirtió el diputado federal del blanquiazul.