Avanzan acciones de la Alerta de Género en Nuevo León

Sin embargo, asociaciones civiles destacan que falta la capacitación de fiscales, respuesta de los policías y la percepción social que castiga a las víctimas.

Monterrey

Desde que se emitió la Alerta de Género para cinco municipios de Nuevo León, asociaciones civiles señalan que los feminicidios han bajado y se ha destinado mayor presupuesto para el combate a este tipo de violencia, sin embargo, coinciden en que esto no es suficiente ni repara el asesinato de 52 mujeres este año.

TE RECOMENDAMOS: Ahora sí prometen desempolvar “Ley Uber” 

Arthemisas por la Equidad A.C., y Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (Fundenl) expresaron que aún falta un largo camino para lograr revertir la problemática, desde la capacitación de fiscales en perspectiva de género, la capacidad de respuesta de los policías y la percepción social que castiga a las víctimas.

Irma Alma Ochoa Treviño, solicitante de la Alerta de Género y directora de Arthemisas por la Equidad, AC, indicó que los feminicidios han bajado desde que se emitió la medida el pasado 18 de noviembre de 2016.

Afirmó que hasta el 17 de septiembre de 2016 registraron 67 casos, y este año con cierre al mismo periodo van 52, aunque cabe destacar que este lunes 18 de septiembre una mujer fue baleada en el municipio de General Bravo y fue trasladada en estado grave a un hospital.

Por otra parte, en el año 2016, la Procuraduría General de Justicia del Estado contabilizó 49 casos de mujeres asesinadas hasta agosto, y después, al cierre de septiembre, fueron 58.

Sin embargo, estas cifras compiten con el año que menos feminicidios tuvo del 2000 a la fecha, y fue el 2001, cuando Nuevo León cerró con 15 muertes, muy por debajo del promedio actual.

Ante todo, la postura de las asociaciones civiles en defensa de las mujeres en Nuevo León es clara: ni un homicidio más. Por lo que hicieron un llamado a las autoridades y a la sociedad a indignarse ante la violencia de género que sacude al país.

"Nosotras las feministas defensoras de derechos humanos quisiéramos que ni una mujer desaparecida más, ni una muerte más", mencionó Irma.

"Vamos en contra de las declaraciones desafortunadas de los gobernantes o políticos que dicen que andan con el novio, entonces, que quede muy claro, que cada vez que hay una desaparecida está terminando en feminicidio, es algo gravísimo", agregó Leticia Hidalgo, vocera de Fundenl.

Mencionaron que aún falta aplicar los protocolos desaparición forzada, investigar los casos bajo una perspectiva de género y que la Secretaría de Salud acate las disposiciones de la NOM-046-SSA2-2005. Violencia familiar, sexual y contra las mujeres. Criterios para la prevención y atención.