Monterrey y San Nicolás lideran percances

Los incidentes en la zona metropolitana dejaron alrededor de mil personas heridas.

Monterrey

De enero a la fecha se han registrado 9 mil 735 accidentes de transporte urbano en seis municipios metropolitanos, siendo Monterrey el que registra el mayor número de incidentes.

En la capital del estado se contabilizaron 7 mil 042 siniestros de taxis y camiones urbanos, dejando un saldo de 13 muertos y 823 heridos.

Le sigue San Nicolás de los Garza con mil 211 accidentes de transporte público, en donde hubo 28 personas lesionadas y no hubo fallecidos.

Guadalupe tuvo 5 mil 317 incidentes viales, de los cuales 761 tuvieron que ver con medios de transporte colectivos, aunque se desconoce la cantidad de lesionados y muertos en este segmento, ya que sólo se proporcionó la cifra global que involucra también accidentes de coches particulares: 26 fallecidos y 986 heridos.

Por otra parte, en San Pedro Garza García fueron 528 casos de choques de transporte público, con 30 afectados y ningún muerto; mientras que en Santa Catarina se registraron 136 accidentes que dejaron dos personas sin vida y 12 heridos.

En tanto, Escobedo fue escenario de 57 accidentes, con un menor de edad fallecido y 94 lesionados.

La muerte ocurrió en el cruce de las avenidas Raúl Salinas y Las Tres Torres. En la consulta realizada por MILENIO Monterrey a cada Ayuntamiento se encontró que, con cierre al día 27 de diciembre, en los seis municipios de la zona metropolitana hubo una cifra total de 16 muertos y 987 lesionados.

Esto sin contar a Guadalupe, pues no se especificó el número de incidentes relacionados con transporte público.

Cabe destacar que existen casos documentados en los que queda en evidencia la incapacidad que tienen las rutas urbanas para indemnizar a una persona que perdió alguna extremidad o a los familiares de una víctima mortal.

Lo anterior se debe principalmente a que las unidades no se encuentran correctamente aseguradas como lo establece la Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable del Estado de Nuevo León en su artículo 58.

"Operar solamente aquellos vehículos asegurados en materia de responsabilidad civil, así como con seguro para el pasajero en los términos y condiciones que para este efecto dicte la Agencia (Estatal del Transporte)", indica la ley.

Por ello generalmente se emite un juicio penal en donde la responsabilidad recae en el chofer de la unidad, que al no tener la solvencia económica para indemnizar el daño, deja el problema sin resolver para quien resultó afectado.