Zambrano también pide saber por qué los 43 fueron a Iguala

El presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zamabrano, apoyó el llamado de los padres de los normalistas de Ayotzinapa para aclarar por qué fueron a Iguala el 26 de septiembre de 2014. 
El perredista Jesús Zambrano dijo que acudió a Palacio Nacional a escuchar el mensaje del presidente Enrique Pela Nieto, solo por su representación institucional como presidente de la Cámara de Diputados.
El presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, pide que se sepa por qué los normalistas fueron a Iguala el 26 de septiembre de 2014. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, apoyó el llamado de los padres de los normalistas de Ayotzinapa a esclarecer por qué los estudiantes fueron enviados a Iguala el día 26 de septiembre de 2014.

"Lo que sí ha ido quedando claro es que la saña con la que los trataron, y sin que todavía se sepa el paradero de 43, tuvo que ver con el crimen organizado y todo lo que alrededor de ello ha estado ventilándose como algo que no ha sido suficientemente investigado, es decir, todavía no sabemos la verdad de fondo del asunto y la llamada "verdad histórica" quedó hecha pedazos", dijo.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, reveló ayer que los familiares de los jóvenes desaparecidos pidieron al presidente Enrique Peña Nieto profundizar las investigaciones sobre los motivos que llevaron al grupo a la ciudad de Iguala.

Interrogado al respecto, Zambrano coincidió en la necesidad de aclarar ese punto, pues a su juicio de trata de uno de los cabos sueltos en las averiguaciones de la Procuraduría General de la República.

"Lo que pasa es que nunca quedó claro cuál era el móvil; simplemente desde el principio se estuvo diciendo ¿cuál es el móvil que llevó a que los estudiantes fueran de Ayotzinapa a Iguala?, y esto nunca lo dejó claro la investigación", dijo.

El diputado federal del PRD dijo que es pertinente retomar esa línea de investigación y atar los cabos sueltos señalados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), porque hoy "está claro que nunca ha quedado claro cuál era el móvil de la incursión de los normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero".