Ximena Puente desiste de Fiscalía Anticorrupción

Con el argumento de que se construya a la brevedad el acuerdo para elegir al fiscal Anticorrupción, la comisionada presidenta del INAI anunció al Senado que se baja de dicha candidatura.
La consejera presidenta del INAI asistió al Senado para registrarse como aspirante a la Fiscalía Anticorrupción.
El 9 de noviembre, la consejera presidenta del INAI asistió al Senado para registrarse como aspirante a la Fiscalía Anticorrupción. (Angélica Mercado)

Ciudad de México

Ximena Puente, Comisionada Presidenta del Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), retiró su candidatura para contender por la Fiscalía Anticorrupción mediante una carta enviada a la Junta de Coordinación Política del Senado.

En el texto, aseguró que tomó la decisión “de manera personal y con el fin de contribuir a que se construyan a la brevedad los acuerdos necesarios para que la Fiscalía opere con fuerza y a plenitud”.

Hace casi un mes, a principio de noviembre y a media hora que terminara la convocatoria, Ximena Puente envió su candidatura al Senado para participar en el proceso de elegir al fiscal Anticorrupción.

Puente aseveró que “he dedicado mi vida profesional y académica al Studio de la transparencia, la redención de cuentas y la protección de datos. Derivado de ellos, he podido constar como el ejercicio de estos derechos contribuye a abatir actos de corrupción; así como confirmar que el mejor camino siempre será el del estado de derecho y el de la supremacía de la ley. Toso esto formó mi interés, legítimo y único, en participar en el proceso de selección”.

Acotó que “siempre he considerado el servicio público como un a oportunidad de retribuir a mi país algo de lo mucho que me ha brindado, así como de enaltecer y fortalecer esta gran nación”.

Subrayó que la Fiscalía Especializada en Materia de Delitos relacionados con “hechos de corrupción debe nacer fuerte. Por ello no sólo se requiere un andamiaje jurídico que le permita autonomía y eficacia en sus funciones, sino que su titular cuente con el respaldo necesario para enfrentar el principal problema de nuestro país, que es, sin duda, la corrupción”.

Dijo que hacía votos para que todo el proceso de selección de la nueva fiscalía o en nuevo fiscal, “se realice con la mayor transparencia y consenso posibles, para además atender un claro y justo reclamo social”.

Con esta determinación, afirmó, busco contribuir a alcanzar los acuerdos indispensables, pero, sobre todo, confirmar, mediante mis acciones, la convicción en torno a que el camino hacia la consolidación de nuestra democracia, requiere liderazgo y experiencia, pero también, de saber anteponer el interés público a cualquier aspiración de índole personal o profesional.

Concluyó al refrendar su compromiso de seguir impulsando el establecimiento de una sólida cultura de la transparencia y la rendición de cuentas en nuestro país, “al frente del Instituto que tengo el honor de presidir”.