Vuelven 62 a la Cámara... y por casi $28 millones

Como en San Lázaro clausuraron las sesiones ordinarias el pasado 30 de abril, y sin periodo extraordinario en puerta, regresan solo para cobrar sin trabajar hasta el último día de agosto.

México

Después de separarse de su curul para competir por otros cargos de elección o buscar nuevas posiciones políticas, 62 diputados federales regresaron al Palacio de San Lázaro entre mayo y julio tan solo para cobrar cerca de 28 millones de pesos sin trabajar hasta el último día de agosto.

La Cámara de Diputados clausuró sus sesiones ordinarias el pasado 30 de abril, sin considerar la posibilidad de un periodo extraordinario antes de concluir su gestión de tres años y entregar la estafeta a la nueva legislatura.

A su vez, las 56 comisiones ordinarias se mantienen inactivas, mientras las especiales fueron disueltas desde el 15 de mayo por acuerdo de la Junta de Coordinación Política, debido a su improductividad.

En ese contexto y de acuerdo con los registros oficiales, 22 legisladores del PRI, 17 del PAN, 18 del PRD, uno del PVEM, dos de Movimiento Ciudadano, uno del PT y uno más de Nueva Alianza decidieron reincorporarse a sus cargos, con todos los beneficios y prerrogativas que ello implica.

La dieta mensual de los diputados federales asciende a 73 mil 910.81 pesos, mientras los conceptos de asistencia legislativa y atención ciudadana representan 45 mil 786 y 28 mil 722, respectivamente, para sumar poco más de 148 mil 418 pesos por legislador.

Adicionalmente, cada uno de los 500 representantes recibe 2 mil 780 pesos al mes en vales de despensa y un cupón de alimentos de 170 pesos por día de sesión, sin considerar prestaciones como una tarjeta IAVE, telefonía celular, seguros de vida y de gastos médicos mayores, así como el fondo de ahorro, entre otros.

Entre los casos de reincorporación destaca el del neoaliancista Fernando Bribiesca, hijo de Martha Sahagún, quien volvió a su asiento en el Palacio de San Lázaro apenas el día 10 de junio, tras perder la contienda electoral por la alcaldía de Celaya, Guanajuato.

Como consecuencia de ello, la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros de la Cámara de Diputados requirió al suplente Roberto Jiménez la devolución de 107 mil 249 pesos depositados a su cuenta bancaria como parte de la remuneración mensual de legislador.

Dicha cantidad corresponde a 21 días por concepto de dieta, asistencia legislativa y atención ciudadana, además de la parte proporcional del fondo de ahorro.

Más recientemente regresaron también a su curul las priistas Rosalba Gualito y Silvia Márquez, así como el panista Jesús Oviedo, quienes notificaron esta semana su reincorporación y, en consecuencia, cobrarán casi dos meses de remuneraciones parlamentarias.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]