Ve el PAN ‘focos rojos’; el PRI, un país ‘seguro’

“Las cosas electorales caminan por su propia vereda”, afirma Camacho Quiroz durante una gira de trabajo por Chihuahua.
O El presidente del tricolor estuvo acompañado del gobernador César Duarte.
El presidente del tricolor estuvo acompañado del gobernador César Duarte. (Especial)

México y Chihuahua

El presidente del PAN, Gustavo Madero, afirmó que en el país “tenemos muchos focos prendidos” no solo en Michoacán y Guerrero, sino en Tamaulipas y Veracruz, “que llevan tiempo estando así”, por lo que pidió al gobierno federal reconocerlo y atenderlo con responsabilidad; pero el líder del PRI, César Camacho Quiroz, respondió que sí hay seguridad y no existen focos rojos.

Por la mañana, entrevistado en las inmediaciones de la Plaza Carso, Madero opinó sobre la refriega en Tanhuato, Michoacán, —el pasado viernes—, que dejó 42 civiles y un policía federal fallecidos: “Está terrible, lo que acabamos de vivir ahí, un enfrentamiento que contradice, precisamente, los dichos de la Secretaría de Gobernación de que todo está resuelto, que hay una nueva estrategia”.

“Lo que está evidenciándose es que no se oculta la suciedad poniendo una alfombra encima, sino resolviendo los problemas de fondo como lo hizo el PAN y que tanto se criticó, hoy este gobierno tiene que dar la cara y explicar, aunque tenga un costo político; a la delincuencia organizada hay que hacerle frente”, agregó.

Cabe recordar que el martes pasado, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, consideró que “el país no está en llamas, no está incendiado” y que la autoridad no está rebasada por los casos de violencia.

Osorio Chong dijo que solo 20 candidatos han solicitado seguridad, entre ellos dos aspirantes a gobernadores.

Después de la postura de Madero, unas horas después, desde Ciudad Juárez, Chihuahua, el líder del PRI contradijo al panista al asegurar que sí hay condiciones de seguridad en Michoacán y el país, por lo que corresponde “hacer una investigación exhaustiva para que no haya impunidad, para que quien la haga la pague, y que esto no obstaculice el desarrollo de las campañas ni los comicios”.

Camacho, quien acompañó a los candidatos a diputados junto con el gobernador César Duarte, mencionó que mas allá de la seguridad de los abanderados, “nos importa la de ciudadanos para que se muevan con libertad todos los días y que el 7 de junio haya condiciones para ejercer un derecho y una obligación”.

Admitió que el enfrentamiento en Tanhuato es una situación sensible, pero acotó que no hay focos rojos en el país.

“Más que nada hay retos y desafíos organizacionales para convencer a los electores. Ejemplo de ello es la presencia implementada y redoblada en Michoacán, Guerrero y Oaxaca. Las cosas electorales caminan por su propia vereda”.

Madero, después de acompañar a volantear a la candidata del PAN a la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, insistió en que en el país hay “muchos focos prendidos en México”, por lo que pidió reconocerlo y “no tratar de negarlo, sobre todo, porque es un momento electoral, no lucrar con ello, pero sí tratar de hacer una responsabilidad de responder y solucionar el problema”.

El panista dijo que “no se debe tratar de hacer la estrategia del avestruz, de tratar de negar las cosas. Eso no es un cambio de estrategia, es una simulación o una negación y así no se resuelven los problemas tan graves como la de inseguridad en México”.

Lamentó que desde el pasado 13 de febrero en las instalaciones del Instituto Nacional Electoral haya propuesto “una mesa de alto nivel que nunca fue concedida, otorgada, para analizar este tema, el tema de la seguridad”.

:CLAVES

43 MUERTOS

Durante un enfrentamiento entre fuerzas federales y presuntos integrantes del cártel de Jalisco, murieron 42 supuestos delincuentes y detuvieron a tres luego de tres horas de tiroteo en el municipio de Tanhuato, Michoacán.

Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, informó en conferencia de prensa que en el tiroteo también falleció un policía federal al prestar auxilio a uno de sus compañeros lesionado por los agresores.

El funcionario explicó que los hechos sobrevinieron cuando soldados y policías federales se disponían a recuperar un rancho arrebatado a particulares por parte de la delincuencia organizada en la zona limítrofe entre Michoacán y Jalisco.